martes, 26 de marzo de 2019
logo economy journal

Los robots, ¿una amenaza para los trabajadores?

En este número

La inteligencia artificial, la robótica, las telecomunicaciones y otras formas de alta tecnología están sustituyendo rápidamente la mano de obra humana en la mayor parte de los procesos de fabricación, de distribución y logística, incluso llegando al sector servicios.

 

El resultado: el empleo es siempre y en todo lugar una decisión política, y no una mera función de la empresa privada, los ciclos de expansión y recesión y la automatización. No hay por lo tanto nada inevitable sobre el desempleo y la miseria que este causa.

Ya no hay bastantes trabajos disponibles y porque los que quedan ya no sirven para pagar las facturas, a no ser, claro está, que hayas conseguido un trabajo como traficante de drogas o banquero en Wall Street. 

 

Entonces, ¿esto es el principio del fin para los trabajadores humanos? ¿Por su precisión matemática, las máquinas inteligentes conducen a la obsolescencia humana?

De los drones al equipo médico, los robots se están convirtiendo cada vez más en una parte de nuestra vida cotidiana. Pero aunque ya existen 1,7 millones de robots en todo el mundo, su uso aún no está regulado adecuadamente.

Si usted es de los que piensa que un robot difícilmente puede sustituirle en su trabajo, quizás este artículo le muestre que está equivocado. Se están produciendo mejoras tecnológicas que van a permitir la robotización de tareas no repetitivas que hasta el momento eran del dominio exclusivo de las personas.

 

En Agosto de 2016, la consultora americana Gartner en su modelo anual del Ciclo de sobre-expectación de tecnologías emergentes agrupaba a un conjunto de tecnologías en la era de las máquinas inteligentes.

Sobre el tema de robots y el trabajo, se podría hablar de esa cuarta revolución que ya seguro el lector habrá leído. Habrá visto ese informe de Davos en el Foro Económico Mundial (de hace ya un par de años) que nos dice que en solo 5 años se perderán 7 millones puestos de trabajos y sólo 2 millones nuevos de empleos.

 

No parece. Desde la crisis de 2008 hasta 2014 se han creado 212 millones de puestos de trabajo netos en el mundo, según datos de la OIT. Cada año se crean cerca de 40 millones de empleos en el conjunto del planeta. Hay 823 millones de trabajadores más que hace veinte años.

Diplomado por Harvard en ingeniería y economía, Andrew McAfee, dirige actualmente la Iniciativa para la Economía Digital del prestigioso MIT. Sus investigaciones le han llevado a reflexionar sobre las transformaciones de las empresas como consecuencia de la digitalización y las nuevas tecnologías.

Generalmente, en el pasado toda revolución tecnológica ha acabado a medio plazo creando más empleo que el que destruía. Sin embargo, las transformaciones socioeconómicas que traen consigo la robótica y la inteligencia artificial plantean dudas. 

 

Las tres leyes de la robótica son un conjunto de reglas descritas por el escritor estadounidense de ciencia ficción Isaac Asimov dirigidas a delimitar el comportamiento básico de los robots en sus interacciones con los humanos y otros robots.

Al menos seis campos de investigación estructuran hoy la robótica avanzada: la que relaciona al robot con su entorno, la conductual, la cognitiva, la epigenética o de desarrollo, la evolutiva y la biorrobótica.

 

El temor a la desaparición del trabajo por culpa del progreso tecnológico es un tema recurrente. Recientemente Louis Anslow ha publicado un post que repasa todas las ocasiones en las que se ha anunciado que las máquinas acabarían con el trabajo humano.

¿Qué derechos se supone que ha de tener un robot? El Parlamento Europeo está abordando esta cuestión para que la robótica siga progresando. 

"¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", (Do Androids Dream of Electric Sheep?) es el título de un relato de ciencia-ficción, (género cyberpunk), firmado por de Philip K. Dick, y adaptado por Ridley Scott en la película Blade Runner. 

 

Benoît Hamon, ha sido el ganador de la segunda vuelta en las elecciones primarias del Partido Socialista en Francia, con el 58,72 % de los votos emitidos, frente al ex primer ministro Manuel Valls, quien obtuvo el 41,28 % de sufragios.

Los países con el mayor stock de robots industriales activos son también los más industrializados: China, Japón, Estados Unidos, Alemania y Corea del Sur.

 

Los robots son cada vez más populares, el término robot aparece cada vez en más sitios y aplicaciones y también se usa para referirse a dispositivos y conceptos cada vez más diversos, y la sociedad tiene distintas reacciones frente a ello.


La rápida evolución de la robótica requiere establecer normas comunes en toda la UE, para imponer, por ejemplo, estándares éticos y determinar la responsabilidad en caso de accidentes con coches sin conductor, señala el Parlamento en una resolución aprobada hace unos días.

Se supone que la innovación es el remedio al marasmo económico. ¿Y, si por el contrario, fuera la causa? Más concretamente, ¿Sería posible que la creciente automatización que afecta a todos los sectores, desde las fábricas al comercio al detalle pasando por el periodismo, no destruye más empleos que los que crea?

 

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies