miércoles, 17 de octubre de 2018
logo economy journal
< ver número completo: Robótica
Julien Cadot

Entrevista | Andrew McAfee: "¿Crearemos impuestos más fáciles de evadir?"

Periodista y editor de Numerama



¿Hay que temer el desempleo tecnológico ligado a la robótica? ¿Están nuestras sociedades preparadas para las transformaciones económicas que se anuncian? ¿Salario social universal e impuestos a la producción robotizada son medidas a adoptar a corto plazo? Estas son las preguntas que le hemos planteado a Andrew McAfee, director de la Iniciativa para la Economía Digital del MIT.


Diplomado por Harvard en ingeniería y economía, Andrew McAfee, dirige actualmente la Iniciativa para la Economía Digital del prestigioso MIT. Sus investigaciones le han llevado a reflexionar sobre las transformaciones de las empresas como consecuencia de la digitalización y las nuevas tecnologías. Cree que hemos entrado en la segunda edad de las máquinas, la de la robótica y la inteligencia artificial. Para este autor, pensador y profesor, se trata ni más ni menos, de un periodo que se anuncia tan trascendente como la primera edad de las máquinas, que se inició con el control del vapor.



Maxresdefault1 1



Le entrevistamos con ocasión del ciclo de conferencias Unexpected Sources of Inspiration, que reunió durante dos días diseñadores, politólogos, científicos, ingenieros y economistas para presentar su percepción del futuro y resolver los retos del presente. En un momento en que se habla mucho de robotización e inteligencias artificial y de sus consecuencias en la economía, hemos querido hablar con él de estos problemas y quizá esbozar soluciones.


Habla Ud. de la segunda edad de las máquinas ¿Podría definirla y precisar cuál fue la primera?


La primera edad de las máquinas la hemos vivido desde hace 240 años. Es la edad en que superamos las limitaciones de nuestros músculos, primero con el motor de vapor, con la electricidad y un montón de otras tecnologías. Multiplicamos hasta el infinito el poder de nuestros músculos. Yo pienso que tal cosa ha sido la mayor realización de la humanidad.


Si ahora hablo de una segunda edad de las máquinas es porque creo que estamos superando los límites de nuestros espíritus. De nuestros poderes mentales, de manera igualmente espectacular a como lo hicimos con nuestros músculos. Y pienso que tan cosa será tan increíble en la historia de la humanidad como la primera edad de las máquinas.


¿Considera que nuestras sociedades están preparadas para afrontar esta era que mezcla robots e inteligencia artificial?


De modo general, el avance tecnológico es muy rápido. Y los otros elementos de nuestra sociedad no cambian tan rápidamente como la tecnología. Los modelos de negocio de las empresas no cambian tan rápido, el sistema educativo no cambia tan rápido, la manera de gobernar no cambia tan rápida. El punto de vista global no cambia tan rápido como la tecnología.



Inteligenciaartificial



Dicho esto, yo pienso que sería muy mala idea ralentizar los avances tecnológicos. Nuestro objetivo es más bien hacer avanzar más rápidamente el resto de la sociedad, para poder adaptarse al cambio tecnológico.


¿Qué hacer?


Es muy difícil. En particular, porque las personas son felices con lo que tienen y no quieren ni acelerar ni cambiar. Superar esta inercia resulta un proceso muy complejo. La primera cosa, en tal sentido, es lograr cambiar los discursos, cosa que permitiría que las cosas avanzaran más rápidamente. Resulta increíble hasta qué punto la modificación del estado de ánimo puede hacer cambiar las cosas.


Si alguien me hubiera dicho hace diez años que el matrimonio gay y la marihuana serían legales en los Estados Unidos, hubiera pensado que esta persona tenía un discurso absurdo ¡Eran ideas tan alejadas de nuestro presente! Pero como el estado de ánimo ha cambiado, hemos hecho cambios en nuestras leyes y en nuestra manera de gobernar.


¿Piensa que una sociedad fuera de la sociedad como Google sueña podría hacerse realidad?


Una empresa como Google tiene mucho dinero e ideas muy radicales. Por lo tanto, sí, pueden crear ciudades artificiales para probar sus vehículos autónomos. Cosa que para mí quiere decir que no es tan diferente de una BMW que construiría un inmenso circuito para probar sus vehículos: Son espacios dedicados a las investigaciones y al desarrollo de las empresas que los poseen.


No pienso que estamos en una época en la que las empresas se han hecho tan potentes que hay que tratarlas de diferente forma. Siempre hemos tenido empresas potentes y hemos sabido como regularlas, como crear leyes y reglas para encuadrar sus actividades. No estoy muy inquieto a este propósito.


¿Cree que el salario social universal que ha sido rechazado en Suiza como una de las soluciones al problema de la sustitución de la mano de obra humana por robots?


No a corto o medio plazo. La razón por la cual digo esto ya fue enunciada por un francés. Voltaire dijo que el trabajo nos salvaba de tres grandes males: el aburrimiento, el vicio y la necesidad. Sobre esta base, el salario social universal no nos salva más que de la necesidad.


Hay muchas investigaciones realizadas sobre lo que ocurre con los individuos, las familias y las colectividades cuando el trabajo no existe. Y nunca ha dado buenas noticias.



Robtica



Pero las personas perderán justamente su trabajo a causa de la robótica…


Las personas pierden su trabajo a causa de la tecnología desde hace 2.000 años.


¿Pero no es ahora este fenómeno más masivo?


Se encuentra lejos de ser evidente. Pienso que será más masivo en un cierto momento, en el futuro. Pero en vez de asumir que hemos llegado a ese punto y que los robots van a llevarnos al paro mañana, hay que observar que está pasando actualmente. Francia, como los Estados Unidos crea empleos todos los meses.


No hay ninguna prueba que diga que hemos llegado a una fase de desempleo tecnológico masivo. Cuando sea ese el caso, todos los aseguraremos de crear los marcos políticos necesarios para controlarlo en lugar de imaginar un eventual futuro que tiene mucho de ciencia-ficción.


Actualmente, si su interés principal es crear empleo, no puede considerar positiva la actividad de Uber. Ofrece a los jóvenes sin estudios la oportunidad de trabajar y ganar dinero únicamente con un coche y un móvil.


¿Piensa que será necesario crear impuestos a la producción de robots?


Gravamos las empresas. Gravamos sus beneficios y en muchos países, gravamos igualmente el valor añadido. Soy partidario de extender estos impuestos, y hacer un mayor esfuerzo para obligar a las empresas a pagar impuestos.


Lo que no quisiera, por el contrario, es que se llegue a decir: "De acuerdo, es un robot y debemos grabarlo como tal y este que es un humano debemos grabarlo de modo diferente". Desde el momento en que comencemos a hacer esto, veremos sociedades que dirán: "¿Mirad, aquí tenemos algunos humanos, porque no les gravamos como a los robots"? Es un juego en el cual yo no entraría. Sabemos cómo crear impuestos que son mucho más simples de defraudar. Continuemos haciendo impuestos más difíciles de eludir.


El problema está en que fiscalizar a las empresas es hoy en día muy difícil, porque dicen que no tienen oficinas ni en Francia, ni en los Estados Unidos, y que están localizadas en una pequeña isla libre de impuestos. Resolvamos ese problema antes. Y por qué no ir más lejos ¿Por qué un humano tiene que ser menos ventajoso para una empresa que un robot? Gravemos menos a los humanos en lugar de gravar los robots. Un empleado contratado tiene un costo superior a su salario, contrariamente a un robot. Se puede añadir a esto las dificultades para licenciar en ciertos países. Sin embargo, es una lección de economía de lo más rudimentaria: cuando una empresa paga muchas cargas de sus empleados y no puede licenciarlos acabará reclutando menos.



Robotsemocionales



Entonces, se trata más de un problema de sociedad global que de un problema con la robótica…


Pienso que si lo que queremos son más oportunidades para las personas, debemos levantar las barreras que nos impiden crear oportunidades. Hay muchísimas cosas que nosotros podemos hacer y los robots solo son una parte. Cuando nos encontramos en crisis o sometidos a profundos cambios, la buena solución no es añadir inflexibilidad y más barreras sino todo lo contrario.


Volviendo a lo que decía anteriormente ¿Cómo piensa que es posible cambiar el estado de las personas? ¿Qué se puede hacer para la sociedad y los individuos que la integran no tengan miedo?


Es una muy buena pregunta. Hay dos fuerzas que rediseñan la economía en el mundo actual: la globalización y la tecnología. Y estos dos fenómenos dan miedo a las mismas personas: las clases medias de trabajadores en los países más ricos, muy ansiosas respecto al asunto. Por lo tanto, la idea puede ser presentar los beneficios de la mundialización y del progreso tecnológico.


Donald Trump es tan popular porque dice que la mundialización ha sido terrible para los Estados Unidos, a causa de China, de México… Está completamente equivocado, totalmente en falso. Debido a la mentalidad estadounidense, se le ha dado la oportunidad de hablar, y lo que dice es malo. Lo que debemos hacer es mostrar los beneficios de estos fenómenos, identificando los retos y los problemas que conllevan. Solo así podremos encontrar soluciones.


En lugar de empezar por "Oh Dios mío, los robots me van a robar mi trabajo", empecemos por observar el mundo que la tecnología nos ha permitido crear. Es fantástico, pero viene con su lote de problemas. A nosotros nos corresponde resolverlos.



Traducción al castellano: Peru Erroteta
http://www.numerama.com/



Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies