jueves, 18 de abril de 2019
logo economy journal
Economia sumergida

En este número

Santos Ruesga Benito. Catedrático de Economía Aplicada (UAM)

En tiempos de crisis emerge el debate sobre el tamaño y la dinámica de la economía sumergida, con afirmaciones sobre su comportamiento anticíclico, no exentas de un cierto carácter exculpatorio para los poderes públicos, que eluden así parte de sus responsabilidades de gestión. La Comisión Europea ha mostrado su preocupación por este fenómeno que erosiona peligrosamente las arcas públicas. "El comisario de Fiscalidad, Algirdas Sementa, celebró los progresos y la acción en la lucha contra la evasión fiscal, que le cuesta en torno a un billón de euros al año a Europa" (EL PAÍS, 14 de abril de 2013).

Nacho Álvarez. Profesor Economía Aplicada Universidad de Valladolid

La actual crisis económica ha disparado las cifras de desempleo en Europa, convirtiendo el paro en el principal problema económico y social del momento: en España hemos pasado de 1,8 a 6,1 millones de desempleados entre 2007 y 2013, mientras que en la UE se ha pasado de 16,8 a 26,7 millones durante estos años. La reducción del desempleo debiera ser por tanto el referente que guíe el conjunto de la política económica.

Julio Ransés Pérez Boga. Presidente de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado.

La economía sumergida es un término que describe a todas aquellas actividades económicas que se ocultan a Hacienda, y que por tanto, no computan ni en las cifras oficiales de la contabilidad nacional, ni en las declaraciones fiscales.
 

Andy Robinson. Periodista y escritor

La editorial Ariel acaba de publicar "Un reportero en la montaña mágica", un trabajo de Andy Robinson, que en línea con su subtítulo -"Como la élite económica de Davos hundió el mundo"- narra los encuentros de Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos, la naturaleza de algunos paraísos fiscales, la farsa de la filantropía y denuncia con ironía como los plutócratas nos empujan ladera abajo. Publicamos aquí un resumen del capítulo 7, que lleva por título "Zug: un lugar excelente donde no se pagan impuestos".

Salvador Faus. Periodista

La caída de la actividad económica y las precarias condiciones laborales en que se desarrolla el mercado del trabajo están dando alas a la economía sumergida en la Comunidad Valenciana, un territorio en donde queda aún mucho por hacer para erradicar la figura del empresario sin escrúpulos que juega con las necesidades humanas para enriquecerse y en donde se calcula que el 25% del PIB autonómico se genera en negro.
Milagros Fernández. Periodista

Según informaba recientemente Jesús Villar Rodríguez, secretario general de la Federación Agroalimentaria de CC.OO, en la Comisión de Agricultura del Congreso, la economía sumergida alcanza hasta un 90% en algunas provincias.
Javier Castro. Periodista

En su acepción común, economía sumergida es la que escapa al control del fisco. Cosa que obviamente ocurre cuando las actividades que la originan son ilegales, pero que también se produce siendo legales como es el caso, por ejemplo, de la prostitución, legal en muchos países, pero que no tributa.
Peru Erroteta. Periodista

En la Edad Media, los siervos de la gleba llevaban al castillo del señor sacos de grano, toneles de vino, tinajas de aceite, gallinas, cerdos, ovejas? Y si no lo hacían a su debido tiempo y voluntariamente, se los requisaban. Estas rentas eran impuestas por los feudales y por tanto pueden considerarse tributos.
Thomas Vendryes. La Vie des Idées

Coeditado por Seuil y La Repúblique des Idées, acaba de publicarse en Francia, un esclarecedor trabajo de Gabriel Zuckman (*) sobre la evasión fiscal a través de los paraísos fiscales. Publicamos aquí una entrevista con el autor.
Gotzone Totorica. Periodista

Se estima que más de una quinta parte de la actividad económica europea, en concreto un 22,1% por cada Estado miembro, discurre bajo la línea de flotación fiscal. El total 3,55 billones de dólares, el tamaño de toda la economía de Alemania. Se calcula que el fisco italiano deja de ingresar unos 180.000 millones de euros anuales, un 27% del PIB. La hacienda germana solo 160.000, lo mismo que la francesa en porcentaje. La evasión fiscal supone, en fin, un coste de unos 2.000 euros para cada europeo; supera el gasto sanitario total de los Estados de la UE, y es cuatro veces más elevada que su inversión en educación.
Juan Ignacio Gorospe Oviedo. Profesor de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad CEU San Pablo

La economía sumergida presenta distintos planos que deben combatirse: tráfico ilegal de bienes y servicios, actividades no declaradas (fraude fiscal) y actividades no mercantiles (domésticas). En el ámbito tributario dicha situación perjudica a todos, especialmente a los más débiles, aumentando las desigualdades e incrementando el esfuerzo fiscal aunque no aumente la presión fiscal.
Antonio Cabrales. Doctor en Economía por la Universidad de California (San Diego)

Mucha gente pregunta cuando los economistas hablamos de déficit por qué no planteamos la disminución de la evasión fiscal como una alternativa. Confieso que mi reacción original negativa al asunto venía de que la petición me recuerda demasiado a los programas políticos.
  
Paloma López. Secretaría Políticas de Empleo y Migraciones. Confederación Sindical CCOO

Son muchas las entidades que elaboran diversos estudios sobre la economía sumergida y lo que significa en términos económicos y sociales. Las conclusiones de dichos estudios son variadas, pero sí existe un alto grado de coincidencia en que supone una horquilla que abarca desde el 16% al 22%, del PIB.
Jorge Valín. Economista

En el sistema económico occidental, basado en el Estado del bienestar, existe una economía paralela a la de los datos quasi ciertos. Existe una economía que se escapa al control del Estado y a la presión irracional de los sindicatos. Existe una economía libre, basada en el individualismo y en el propio riesgo del empresario, una economía que es ajena a las leyes y medidas coercitivas del gobierno de turno. En este entorno el empresario es puro y libre. Es la economía de la libertad; es: la economía sumergida.
Ignacio Zubiri. Catedrático de Hacienda Pública en la Universidad del País Vasco

El fraude fiscal es un problema endémico de la economía española. Las cifras disponibles sugieren que supone entre el 20% y el 30% del PIB lo que, al menos, duplica el de los países más efectivos en la lucha contra el fraude (en Francia, Austria, Holanda, el Reino Unido, EE.UU., o Suiza el fraude está por debajo del 10%).
Manuel Caraballo Callero. Economista

No hay que ir muy lejos para darse cuenta de los verdaderos motivos de la existencia de economía sumergida, si bien es cierto que la hay en todos los países europeos y a todos los niveles, desde la hostelería de barrio hasta las grandes corporaciones bancarias. Los países del sur tenemos fama de ser más proclives a desarrollar nuestra economía informal en un porcentaje superior a los países del norte, y es seguro que el clima no tiene nada que ver en esa cuestión.

Antonio Argandoña. Profesor de Economía, Cátedra "la Caixa" de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo, IESE Business School

La economía sumergida es un ejemplo de cómo, además de los efectos esperados, nuestras acciones pueden tener efectos no deseados; o de por qué el largo plazo puede ser muy distinto de lo que prevemos en el corto plazo; o de que lo que parece bueno para alguien puede no serlo para los demás y para él.


THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies