martes, 13 de noviembre de 2018
logo economy journal
< ver número completo: Economia sumergida
Redacción

Economía sumergida: crimen y ¿Castigo?

Título de la imagen

Antonio Cabrales. Doctor en Economía por la Universidad de California (San Diego)

Mucha gente pregunta cuando los economistas hablamos de déficit por qué no planteamos la disminución de la evasión fiscal como una alternativa. Confieso que mi reacción original negativa al asunto venía de que la petición me recuerda demasiado a los programas políticos.

En lugar de decir en concreto cómo van a atacar el déficit público, los partidos suelen decir que ellos sí (imagino que por contraposición al resto) van a atacar el fraude fiscal y así resolverán todos los problemas sin molestar al votante mediano con subidas de impuestos, tiques moderadores u otras herramientas propias del, según quien lo diga, neoliberalismo o neocomunismo. Pero después de examinar el problema un poco más despacio reconozco que es algo que hay que pensar mejor, y que desde luego es una opción potencialmente muy útil, por muchos motivos.

Para analizar el problema, la primera cuestión importante es tener una idea de la magnitud del mismo. Y buscando documentación me he dado cuenta de que Brindusa Anghel y Pablo Vázquez ya habían recorrido ese camino hace un par de años con un interesante resumen de la literatura sobre medición de la economía sumergida, en un libro que además estudia muchos otros aspectos del problema.

La OCDE define economía sumergida como la realización de actividades en principio legales, pero que se esconden a las autoridades para evitar el pago de impuestos, cotizaciones sociales o para evitar determinadas regulaciones o trámites administrativos. Teniendo en cuenta lo que se quiere medir, la primera nota de cautela que nos regalan los autores es que "Medir la economía sumergida en un país es, por su propia definición, una tarea compleja. Realizar comparaciones homogéneas sobre la economía que no se ve de diferentes Estados es algo todavía más complicado." Pero también reconocen que el problema es suficientemente importante como para de todas formas haya que ponerse a la tarea. Y pasan a explicarnos los distintos tipos de estimación que se utilizan comúnmente.

Diferentes métodos de medición de la economía sumergida

El primer tipo de método consiste simplemente en preguntar a la gente para saber si están implicados en actividades de este tipo. A los inconvenientes habituales de las encuestas (coste monetario y de tiempo; búsqueda de una muestra representativa; subjetividad, imprecisión o errores en las respuestas) se le añade en este caso que estamos preguntando por algo ilegal. Aunque los encuestadores hagan el máximo esfuerzo posible por garantizar el "secreto de confesión", no es difícil imaginar un sesgo considerable en las respuestas.

El segundo tipo de método consiste en medir la actividad sumergida indirectamente a partir de una o varias actividades "visibles". Todos estos métodos requieren algún tipo de supuesto discutible y probablemente tendrán errores de bulto. Pero si los errores no son sistemáticamente diferentes en los distintos países o no varían de manera sistemática en el tiempo, pueden servir para hacernos una idea de la magnitud del monstruo, y de las ventajas de enfrentarnos a él.

Dos muy utilizados son la diferencia entre renta y gasto nacional y la diferencia entre población activa real y registrada. Ninguno de estos dos es muy útil por motivos que tienen que ver con la forma cómo se calculan (y alisan) estas magnitudes. Potencialmente más interesante es un método que supone que hay una relación relativamente estable entre volumen de transacciones y PIB real. Si las transacciones se pudieran medir bien, la diferencia entre el PIB calculado por transacciones y el oficial nos daría una magnitud de la economía sumergida. Aquí el problema fundamental es que no tenemos una estimación fiable del volumen de transacciones y la relación de éstas con el PIB real.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies