martes, 18 de junio de 2019
logo economy journal
< ver número completo: ¿Está caduco el Estado de las Autonomías? (I)
Redacción

 El modelo territorial que necesita la España actual


Gregorio Cámara Villar

Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Granada. Ha sido coordinador y coautor del documento "Por una reforma federal del Estado autonómico", elaborado en el marco de la Fundación Alfonso Perales por el Grupo de Reflexión creado al efecto por el PSOE de Andalucía.

El Estado autonómico tiene sin ninguna duda una matriz federal. Su lógica es la misma que la de un Estado federal y se ha desarrollado política y jurídicamente de manera progresiva en la órbita del federalismo. No solo ha sido y sigue siendo un modelo que ha dado buenos e importantes frutos para la convivencia democrática y la articulación del pluralismo territorial sino también para el desarrollo del modelo social, porque el Estado social se ha hecho mediante el Estado de las autonomías. Pero no está constitucionalizado como un Estado federal y presenta numerosas carencias e inconsistencias tanto en su organización como en su funcionamiento al no disponer de la plenitud y coherencia de la forma federal. Es el punto de llegada de un dilatado proceso indefinidamente abierto de desarrollo político e interpretación de las normas constitucionales que ya ha alcanzado su límite tras la STC 31/2010 sobre el Estatuto de autonomía de Cataluña.

Su desembocadura "natural", como continuación del camino seguido, sería su racionalización en la Constitución conforme a una configuración federal. Supondría una reorganización territorial del poder sustentada en la legitimidad recibida de un renovado pacto constitucional que se realizaría en la línea de continuidad abierta por el consenso profundamente democratizador y descentralizador de 1978, dando un paso más de acuerdo con las necesidades actuales. Se trataría de esta manera de culminar un dilatado proceso de más de un tercio de siglo mediante la actualización y el cierre clarificador de nuestro modelo de Estado, aprovechando las ricas experiencias de su evolución a la luz de aquellas otras que hoy nos ofrece el federalismo comparado. Punto de encuentro, de llegada y también de partida para un tiempo nuevo.
La necesidad de esta reforma es clara. Es evidente que el Estado autonómico viene sufriendo desde hace años un gran desgaste por sus disfunciones e inconsistencias y por una auto-organización interna de las CCAA que debe ser repensada y mejorada, evitando duplicidades, redimensionando adecuadamente la administración y propiciando la eficacia de su funcionamiento; desgaste que se incrementa por el desconcierto generado por las exigencias extremas de contención del déficit provocadas por la crisis económica. Su deterioro se hace mayor día a día a causa también de un doble cuestionamiento, cada vez más intenso: de un lado, por aquellos que son partidarios de un proceso de recentralización que manifiestamente apunta en sentido contrario a la pluralidad territorial de España; y, de otro, por un nacionalismo paradójicamente en auge que socava su unidad al instalarse en planteamientos confederales y soberanistas (País Vasco y Cataluña).

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies