miércoles, 20 de noviembre de 2019
logo economy journal
< ver número completo: Cambio climático e infraestructuras en América Latina
Nina Ferrer

​Los retos de la colaboración público-privada en las infraestructuras en Latinoamérica

Periodista

América Latina necesita destinar el 5% de su PIB durante la próxima década para mejorar los sistemas de transporte, energía y telecomunicaciones. Especialistas, funcionarios, técnicos y empresarios coinciden en que América Latina debe afrontar fuertes inversiones en infraestructuras en los próximos años para ponerse al día con respecto al resto del mundo.


Infraestructuras


Aunque la realidad de cada uno de los países latinoamericanos es muy distinta, la inversión media en los últimos 30 años ha rondado el 2,2% del PIB. Esto es algo ligeramente inferior al 3,3% de media que se daba en los años 80. Por eso Latinoamérica tiene ante sí el reto de aumentar la inversión sin disparar el endeudamiento decantándose por las inversiones público-privadas que permiten que esas infraestructuras se vayan desarrollando sin someter a un estrés añadido a las cuentas públicas.


En Latinoamérica existe una carencia importante en infraestructuras ferroviarias en toda la región, y lastra, tanto el transporte de pasajeros como el transporte de mercancías. Por ello existen oportunidades concretas de inversión en el transporte ferroviario de carga para desarrollar proyectos que mejoren la competitividad y que abaraten el tránsito de los productos.


Al mismo tiempo, según los expertos, la composición de la red viaria, la red pavimentada o carreteras asfaltadas es bastante baja; ya que hay muchas vías de tierra y similares.


Teniendo en cuenta que el comercio mundial se mueve por mar, tener infraestructuras portuarias competitivas es muy importante para las diferentes regiones mundiales, sobre todo en países que tienen que hacer crecer sus exportaciones en los próximos años y en este sentido, en Latinoamérica la red de infraestructuras portuarias, exceptuando Panamá, tampoco cuenta con una gran reputación.


Respecto a las inversiones energéticas, la gran oportunidad es el desarrollo de energías alternativas, energías limpias como la solar y la eólica. Es en este mix energético donde se encuentran grandes oportunidades en la zona latinoamericana.


En el sector de las telecomunicaciones la banda ancha ofrece un gran desarrollo porque en algunos países de América Central su implantación se sitúa por debajo delos 20 hogares por cada 100 habitantes, La telefonía móvil ha crecido por la falta de infraestructura de implantación de la telefonía fija.


Un estudio de The Economist donde se categoriza a los países latinoamericanos de acuerdo a su capacidad para afrontar las inversiones necesarias en infraestructuras en los próximos años se dice que Países como Chile, Colombia, Brasil, Jamaica y Perú tienen una calificación alta acorde a un análisis de su regulación, de sus instituciones, de la madurez de su mercado, el clima de inversión y el financiamiento. Pero hablar de Latinoamérica como bloque es erróneo, porque cada país es diferente y son necesarios los estudios pormenorizados previos sobre el marco regulatorio, los controles efectivos, y tener buenos socios locales prestando mucha atención a la comunicación, sobre todo a la no verbal porque el idioma no es el mismo.


Los expertos afirman que para competir en Latinoamérica las empresas deben ofrecer un valor añadido, al tener que competir con empresarios locales y aunque la alianza con socios locales es fundamental, hay que saber elegir un buen socio, algo que no es fácil. 


Es importante reseñar que ante el desafió global de aquí a 2050 las empresas locales de Latinoamérica no pueden abordar todo lo que hay por hacer y será necesario la irrupción de inversiones privadas en la zona.


LA ACTIVIDAD INTERNACIONAL MADE IN SPAIN A NIVEL INTERNACIONAL


En atención a los datos del último informe de junio de este 2019 elaborado por SEOPAN, la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, que fue creada en 1957 con el objetivo de promover de forma activa la inversión en infraestructuras y el impulso de los proyectos de colaboración público-privada como elementos decisivos para la competitividad y crecimiento económico en España, la industria española de infraestructuras es la segunda del mundo en relevancia de facturación internacional rozando los 67.000 ME, por delante de países como Francia, Estados Unidos y Alemania. Así mismo, las principales concesionarias españolas acumulan 256.000 ME de inversión desde 1985.


Con una presencia en 82 países las 11 principales empresas españolas en relación al ránking global han acometido 21.500 km de autopistas en concesión. Se han ocupado del tratamiento y recogida de residuos de 90 millones de ciudadanos. En sus manos está la gestión de 40 aeropuertos donde se desplazan 100 millones de pasajeros al año. Se ocupan del abastecimiento de agua y las redes de saneamiento de 1.300 municipios con una población total de 65 millones de habitantes. Y su facturación en Latino América representa el 13% del total de ingresos.


LOS FACTORES DEL CAMBIO EN LA FINANCIACIÓN DE INFRAESTRUCTURAS


Los factores del cambio que condicionarán en los próximos años la financiación de infraestructuras pivotaran sobre la gestión de los recursos naturales, los cambios demográficos, la innovación tecnológica y el ambiente geopolítico.


El estrés hídrico, es decir, la demanda de agua excederá el 40% de los recursos naturales y afectará al 50% de la población mundial en 2030.


Combinado con el crecimiento de la población mundial de un 50% hasta 2050, todo ello, supondrá un desafío agroalimentario sin precedentes. Por tanto, las infraestructuras de agua serán clave para resolverlo.


Además, la combinación del envejecimiento de la población, el crecimiento de la población urbana y el crecimiento de la clase media, requerirá de más servicios sociales e infraestructuras urbanas. Hay que tener en cuenta que, según los expertos, se prevé que un 65% de la población vivirá en ciudades en 2050.


Las nuevas tecnologías y tendencias tales como la conducción autónoma, los vehículos de transporte colectivo y el coche compartido requerirán de una actualización de las infraestructuras para mantener la competitividad empresarial.


HACÍA UN NUEVO MODELO DE COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA EN EL PANORAMA GLOBAL DE INFRAESTRUCTURAS


Latinoamérica y el Caribe ocupan la 4ª posición en el ranking de proyectos estratégicos globales en curso con 37.000 M$ en juego. Es decir, América Latina y Caribe generaran un 6% de la actividad total, donde destacará principalmente la presencia de empresas españolas y, cada vez más, empresas chinas que ya dominan el continente asiático y africano.


Es interesante destacar que con los últimos datos conocidos de 2017 la presencia de empresas europeas en Latinoamérica y el Caribe era del 54% y de ese porcentaje el 29% del total eran empresas españolas frente al 23% de chinas, 8% de americanas y 5% de surcoreanas.

Tienen que existir mecanismos ágiles de resolución de disputas. 


Los actuales mecanismos de resolución de disputas son generalmente largos e ineficientes por lo que se deben considerar opciones como los recursos al arbitraje. Es preciso establecer un plazo máximo para la resolución de las disputas no superior a seis meses.


Se han de articular, en opinión de SEOPAN, mecanismos de compensación en caso de resolución. Las cusas de resolución de los contratos y los mecanismos y en su caso importes de compensación deben estar perfectamente tasados.


Finalmente la Oficina Nacional de Evaluación (ONE) debe tener un papel fundamental a la hora de analizar la viabilidad financiera de los proyectos, la adecuada transferencia de riesgo t los mecanismos de compensación. Es importante que sea autónoma, transparente y cuente con la participación del sector privado. 

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies