domingo, 18 de noviembre de 2018
logo economy journal
< ver número completo: Medios públicos
Jordi López Santín

La manipulación informativa en los medios de comunicación públicos de Cataluña: el caso de TV3 y Cataluña Radio

Miembro de la Sección Sindical de CCOO en la CCMA y del Comité de Empresa de TV3

La CCMA, corporación que agrupa TV3, Catalunya Radio y los respectivos Medios Digitales, vivió durante los gobiernos del tripartito un intento de racionalizar su estructura a través de las leyes del audiovisual de Cataluña: la propia ley de a CCMA, la del CAC y la del audiovisual. A través de estas leyes, se quería consagrar una desvinculación de los medios públicos respecto al gobierno de la Generalitat y una dependencia del Parlamento, como órgano de representación de la ciudadanía.


Medios cu00e1mara televisiu00f3n


Este proceso fue imperfecto. El nombramiento de los miembros del Consejo de Gobierno de la CCMA, que debían ser profesionales independientes y reconocida valía, “examinados” o “validados” por una comisión del Parlamento, ha acabado convirtiéndose en un reparto de cuotas de partidos. Así, popularmente se decía que en aquel consejo hay miembros “socialistas”, “convergentes”, “del PP” o de “ICV-EUIA”. La única garantía que protegía mínimamente la independencia informativa de TV3 y Catalunya Radio era el número de consejeros (12) y la necesidad de llegar a consensos de dos tercios para nombrar al presidente o para las decisiones importantes sobre el contrato-programa y los cambios de la ley.


El primer gobierno de Artur Mas del 2010 recurrió rápidamente a la denominada “ley ómnibus” para modificar las leyes de la audiovisual de manera regresiva y favorable a sus intereses. Como dijo el consejero de presidencia, Francesc Oms, una conferencia al inicio de su mandado en la Blanquerna, “tenemos que controlar el relato”. Y eso es lo que hicieron, pusieron claramente TV3 y TV3 y Catalunya Radio9 en manos gubernamentales, redujeron el Consejo de Gobierno a seis miembros (exclusivamente de CIU, PSC y PP. Recordemos que aquél gobierno tenía el soporte del PP) y posteriormente a cinco, aprovechando la salida de un consejero socialista y aceptando una consejera de la órbita de ERC, tras las elecciones en que Mas necesitó el apoyo de ERC.


LA BALANZA SE INCLINÓ DEL LADO DE LA GENERALITAT


La reducción del consejo lo hizo más “monocolor” y así se llegó a la negociación “en cremallera” de los cargos más importantes. CIU se quedó con la dirección de TV3, ERC con la dirección de informativos. “El control del relato” estaba servido y en pocas manos.


A partir de este reparto y a pesar de la voluntad de independencia y objetividad de muchos periodistas y la acción crítica de los Consejos Informativos de TV3 y de Catalunya Radio, en decisiones importantes como la elección y ordenación de los informativos, así como en el “casting” de colaboradores, la balanza se acabó inclinando del lado del gobierno de la Generalitat.


Los comités de empresa, los sindicatos y los consejos profesionales de TV3 y Catalunya Radio han continuado denunciando la dependencia del gobierno y los casos de manipulación que eso generaba y han procurado generar un consenso entre los partidos del Parlamento para la “desgobernación” y el cambio de la Ley de la CCMA.

No se ha desvinculado la dependencia del gobierno de las dificultades económicas que, desde la aprobación de la Ley de Comunicación Audiovisual española y la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que atacaron directamente al corazón de las radiotelevisiones autonómicas, entre ellas la de Cataluña.


Así, consideramos que el objetivo de la Ley de la CCMA, ampliando el Consejo, despolitizando la elección de presidente y para las decisiones estratégicas, así como la firma de un contrato-programa plurianual con el gobierno que garantice la estabilidad económica de la CCMA son los pilares básicos para una información y unos programas objetivos e independientes del gobierno, al servicio de la ciudadanía.


Las conversaciones y los consensos parlamentarios estaban muy avanzados, la ponencia parda la modificación de la ley constituida y el proyecto de contrato-programa escrito y preparado en manos del gobierno y del consejo de la CCMA cuando la actividad parlamentaria se interrumpió a principios del verano de 2017.

Consideramos ineludible que el nuevo parlamento y el nuevo gobierno surgidos de estas elecciones se pongan inmediatamente a la tarea con un triple objetivo: aportación extraordinaria para la CCMA para contrarrestar la asfixia económica propiciada por el ministro Montoro, con la modificación del cálculo del IVA, nueva ley de la CCMA y contrato-programa para la estabilidad económica.


LA PRIMERA PIEDRA ES LA INDEPENDENCIA DEL GOBIERNO


Una situación económica estable y suficiente para la CCMA no es la garantía absoluta contra la manipulación. Es necesario que los organismos existentes dentro y fuera de TV3 y Catalunya Radio (Consejos profesionales de informativos, CAC) estén muy vigilantes. Las amenazas vienen de todos los lados en un momento político tan complejo en Cataluña. Como ejemplo el seguimiento que hizo TV3 de la manifestación de Bruselas dentro de la campaña electoral recibió quejas de todos los sectores. La tensión entre quienes quisieran hacer de la radiotelevisión pública de la Generalitat un órgano de propaganda al servicio del gobierno ahora cesado y los que querrían lo contrario ha dado y dará lugar a muchos episodios en los que resulta difícil aislar el trabajo informativo de los trabajadores de los medios de las presiones internas y externas.


Insistimos en que la primera piedra es la independencia respecto al gobierno y la vinculación más estrecha con el parlamento como representante de la soberanía ciudadana, que es a quien han de servir los medios de comunicación públicos. A partir de aquí, hay que conseguir que los trabajadores puedan desarrollar la trabajo con criterios informativos u otros (divulgativos, artísticos, entretenimiento) propios e independientes.


Mucho trabajo por realizar porque en estos momentos el barco parece navegar en dirección contraria. 

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies