miércoles, 21 de agosto de 2019
logo economy journal
Capitalismo filantrópico

En este número

Carmen P. Flores. Periodista

Desde siempre, las personas han tenido y siguen teniendo necesidades que no pueden ser cubiertas por ellas mismas La crisis agrava todavía más estas situaciones en los llamados países ricos. Ni que decir tiene que los países del llamado tercer mundo, o países pobres, no tienen las necesidades mínimas cubiertas.
Kristin Majeska y Catalina Parra. Periodistas

Tienen entre 21 y 40 años, sus familias donan más de 250.000 dólares al año a ONG's, tienen un patrimonio personal promedio superior a 2,5 millones de dólares e influencia sobre más de cinco millones en activos familiares destinados a proyectos sociales (el 10% tienen más de cien millones de dólares en fondos destinados a ello). Una reciente investigación retrata la nueva generación de grandes donantes: tienen dinero, conciencia social y planes ambiciosos para cambiar el mundo ahora mismo.
Andy Robinson. Periodista

Mientras Bono, inmerso en una venta agresiva de su Fondo Global de África, recorría los pasillos del Davos Congress en el WEF de enero de 2010, otro filantrocapitalista irlandés, Denis O'Brien, tenía algo aún más atractivo en su cartera que ofrecer: el terremoto de grado siete en la escala de Richter que había acabado con la vida de 316.000 personas en Haití dejando a un millón de haitianos sin techo, dos semanas antes del Foro Económico Mundial.
 
Gonzalo Garteiz. Periodista

Según la lista de los 50 mayores donantes de Estados Unidos en 2013 que ha hecho pública The Chronicle of Philanthropy, la mayor donación corresponde a la del matrimonio formado por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg y Priscilla Chan, que entregaron 992 millones de dólares(727 millones de euros) a la fundación de la Comunidad de Silicon Valley, principalmente para programas para niños.

Milagros Fernández. Periodista

Aunque la filantropía en su versión occidental arranca de Europa, su desarrollo ha sido incomparablemente menor en el viejo continente que en Estados Unidos. Factores religiosos, el protagonismo del Estado de bienestar, la hasta ahora alta presión fiscal a las fundaciones -mediante la cual se financiaba la red pública de asistencia social- y factores como la disrupción y el empobrecimiento que ocasionaron las guerras mundiales y la depresiones económicas, no han sido constituido el mejor abono para el filantropismo privado europeo.

Gotzone Totorica. Periodista

Como muchas otras cuestiones, también la filantropía occidental tiene su cuna en Europa, pero ha sido en EE.UU. donde ha adquirido verdadera carta de naturaleza, hasta el punto de que algunos de sus más conspicuos representantes figuran en el santoral de los padres de la patria.

Roberto Bissio. Periodista

En su último discurso como presidente de Estados Unidos, el general Dwight Eisenhower alertó en 1961 sobre "la adquisición de influencia indebida, buscada o no, por parte del complejo militar-industrial".

Manuel Yepe. Periodista

No es extraño escuchar, como justificación para algún delito menor, que la corrupción y la deshonestidad derivan de necesidades económicas insatisfechas de determinados segmentos de la población. Tal argumento no se sostiene a la luz del comportamiento del opulento uno por ciento de la población estadounidense que es dueño del 40 % de la riqueza nacional de los Estados Unidos.
Xavier Latorre. Activista social y especialista en temas de cooperación internacional

Cada vez más, en diferentes medios publicitarios, nos anuncian que determinadas empresas están apoyando loables acciones de apoyo social. Empresas como Endesa, Telefónica, Correos y Telégrafos y grandes corporaciones financieras han creado un departamento o institución específica para el desarrollo de este tipo de iniciativas ¿Cuáles son las razones de esta creciente "sensibilidad social" que nos quieren transmitir estas empresas?
Voula Papagiani. Catédratica de la Universidad Kapodistriako de Atenas

La calle Ermou, en el centro de Atenas, está llena de tiendas de ropa. En diciembre de 2012, Grecia, que según el helenista Luciano Canfora es una disfunción de la construcción europea, estaba en plena crisis y en el escaparate de la tienda "Fokas" podía leerse, a modo de reclamo, el mensaje más cínico y actual hungry but chic (hambriento pero chic).

Carmen Parra. Directora de la Cátedra de Economía Solidaria de la Universitat Abat Oliba CEU

Cada nuevo de siglo nos ha proporcionado cambios en nuestras vidas: movimientos artísticos, guerras, revoluciones industriales son algunos de los signos que han quedado impresos en la historia de la humanidad.
Carlos Berzosa. Catedrático de Economía Aplicada Universidad Complutense

El capitalismo filantrópico son dos términos incompatibles entre sí. Este afirmación un tanto contundente viene corroborada por la propia definición que el diccionario de la Real Academia Española(DRAE) da del término filantropía: "Amor al género humano".
  
Javier Castro. Periodista

Originariamente, se entendió la filantropía como una forma de ayuda desinteresada a los demás. Algo parecido a la caridad, aunque los puristas diferencian la una de la otra entendiendo que la primera se limita a paliar efectos y la segunda opera sobre las causas. Frontera, en fin, difícil de deslindar en la práctica.
Lilia Cisneros Luján. Abogada, escritora, periodista y locutora

Con la globalización, la filantropía se hace corporativa encareciendo el manejo de las "empresas no lucrativas". Los vicios del mercado atrapan a las organizaciones sociales, con el riesgo de caer en prácticas corruptas y convertirse -consciente o inconscientemente- en medios para el lavado de dinero o en escaparates publirrelacionistas, con fines políticos o de promoción no necesariamente altruista.
María Pallarol Collados. Periodista

Bono en la cumbre de Davos 2014. Bono en el sepelio de Mandela. Bono en la entrega de los Globos de Oro, en Islandia, en el Harlem, en África, ?
Paco Puche. Librero y activista

"Las grandes Corporaciones y las fundaciones que las acompañan, han estado trabajando sigilosamente para escurrirse entre los espacios alternativos" (Grupo de Reflexión Rural argentino -GRR)

Peru Erroteta. Periodista

Si el rasgo definitorio del capitalismo es el ánimo de lucro y el de la filantropía la ausencia de interés ¿Cómo es posible aunar ambas cosas y no morir en el intento?. 

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

Aviso legal - Cookies