miércoles, 13 de diciembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: El cuarto pilar se tambalea
Redacción

¿Qué va a ser de las personas mayores en España?

 

Antonio Abellán. Investigador científico. Departamento de Población, CSIC.

Para empezar, serán más y vivirán más tiempo. El proceso de envejecimiento continuará. La proporción de personas de edad respecto al total de la población seguirá aumentando, pues la fecundidad no se recupera ni se recuperará en varios lustros. En 2030, ya habrá un mayor por cada cuatro habitantes. Además, los que lleguen a viejos vivirán más que ahora, unos dos años y medio adicionales.





¿Vivirán mejor? A esa fecha, las personas mayores habrán visto aumentada su vida laboral, recalculada su base reguladora para el cómputo de la pensión, recortada su permanencia como pensionistas, verán reducida su pensión inicial y/o congelada la pensión (si se aprueba el factor de sostenibilidad, ahora en discusión) y se les puede augurar varios años de mala salud y de recortes en sanidad y en las ayudas a la Dependencia. Un panorama que cambia las condiciones mantenidas hasta ahora.

La mayor duración de la vida es un arma de doble filo. Parece un éxito pero va a traer consecuencias. Utilizando el argumento de la ganancia de esperanza de vida a los 65 años, la Ley 27/2011 sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social ya introdujo una reforma (recorte) de las pensiones. Esa reforma ha entrado en vigor en 2013 y se completaría en 2027. Consiste en un retraso de la edad de jubilación de dos años, y en un aumento del período de cómputo para el cálculo de la base reguladora de la pensión. Los trabajadores estarán dos años más en período laboral, y acabarán cobrando 14+14 mensualidades menos de una pensión algo más reducida en muchos casos.
La Ley de Dependencia está recorriendo un camino de ida y vuelta
Ahora (junio de 2013) un Comité de Expertos ha recomendado la introducción de un factor de sostenibilidad para el cálculo de las pensiones, actuales y futuras (Informe del Comité de Expertos sobre el factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones). Propone reducir la pensión inicial de los futuros pensionistas multiplicándola por un factor de equidad intergeneracional, que reduce la pensión en proporción directa al aumento de la esperanza de vida. Además, propone un sistema para controlar la cuantía de las pensiones y congelar, en su caso (gracias al factor de revalorización anual), si el sistema ingresa menos de lo que gasta. Por tanto, la longevidad sirve para retrasar la jubilación y para recortar la pensión inicial.
Lo que no se ha dicho en el Informe es que la esperanza de vida no es homogénea para toda la población: unas personas viven más que otras, dependiendo del sexo y las circunstancias sociales o económicas. Los varones viven menos (54 mensualidades menos que las mujeres). Las personas con peores niveles educativos y económicos suelen vivir menos, acumular menos ahorro y riqueza, y recibir menos mensualidades de pensión, por lo que su muerte temprana se convierte en "solidaridad" hacia el sistema, y nos recuerda que esa vía solidaria ya la ha explorado algún gobernante (Ver El País de 27-1-2013 "El ministro japonés del haraquiri").

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED