viernes, 20 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Inmigracion
Redacción

La migración más allá de las vallas

Ruben Andersson. Antropólogo

En los últimos años, las barreras fronterizas se han convertido en un negocio en auge a pesar de que está bastante claro que no funcionan. Los migrantes inevitablemente encuentran maneras de sortearlas. Así que ¿Cómo es que las vallas siguen construyéndose? Ruben Andersson cosidera que es hora de considerar la migración más allá de las vallas.

De nuevo sube el pánico de la migración en Calais. En medio de intentos desesperados de refugiados y migrantes de alcanzar los transbordadores con destino a Reino Unido, este otoño los periódicos ingleses han advertido de otra inminente "invasión". La policía ha puesto en marcha medidas represivas, activistas de la extrema derecha se han manifestado en la ciudad y los políticos franceses han presionado para obtener una mayor participación británica en los controles. En respuesta al caos, Londres primero ofreció enviar a Francia el "anillo de acero", utilizado en la cumbre de la OTAN en Gales y después se comprometió a gastar 12 millones de libras en tres años, destinados, entre otras cosas, a la construcción de barreras de seguridad alrededor del puerto de Calais. El cercado, según el ministro de inmigración del Reino Unido, es un elemento clave en los esfuerzos para "enviar un mensaje muy claro: "Gran Bretaña no lo pondrá en bandeja cuando de la inmigración ilegal se trata".

Cuando cayó el muro de Berlín en 1989, las barreras fronterizas parecieron por poco tiempo cosa de un pasado oscuro y autoritario. Sin embargo, en los últimos años, la fabricación de cercas se ha convertido en un negocio en auge. La frontera entre Estados Unidos y México está ahora marcada por vallas peatonales y barreras para vehículos que se extienden, en fragmentos, desde el Océano Pacífico hasta la desembocadura del Río Grande. La "barrera de seguridad" israelí, ondulándose a través de olivares palestinos, busca protegerse contra el terrorismo, mientras que su contraparte más reciente entre el Sinaí y el desierto del Néguev tiene por objetivo los refugiados e inmigrantes africanos. Alrededor de las Ciudades Autónomas españolas de Ceuta y Melilla, así como en la frontera terrestre greco-turca, se han erigido vallas antimigratorias similares. Bulgaria está siguiendo el ejemplo con su propia barrera, construida a la vista de los restos de las vallas de la era comunista, que fueron construidas para mantener a la gente dentro. Todas estas nuevas barreras tienen una cosa en común: en vez de proteger a los estados-nación contra la amenaza militar tradicional en las fronteras, son dirigidas a supuestas "amenazas" transnacionales, incluyendo, especialmente, el llamado inmigrante "ilegal".

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED