viernes, 25 de mayo de 2018
logo economy journal

Título de la imagen

Ramón Jáuregui. Eurodiputado 

Todo son preguntas sobre el futuro del Reino Unido después del Brexit y sobre el futuro de Europa sin el Reino Unido. Todo son especulaciones, la mayoría de ellas pesimistas en esta especie de mega crisis que azota a la Unión, aunque no sólo a ella y, que afecta a los fundamentos de nuestro contrato social y democrático.

Hoy sabemos algo más que ayer, porque el partido conservador británico se ha apresurado a sustituir a Cameron lo más rápidamente que han podido y por tanto, la crisis institucional en Downing Street ha sido, formalmente superada. La nueva premier ha dicho que va a cumplir con el mandato del referéndum y que va a negociar la salida del Reino Unido de la Unión: "Brexit is brexit". Sabemos pues que las intenciones del Reino Unido son las de notificar a la UE su deseo de abandonar la Unión y que se activará, en consecuencia, el Art. 50 del Tratado.

Pero, a partir de aquí, vuelven las preguntas ¿Cuándo lo hará? ¿Tendrá el acuerdo de Westminster? ¿Superará las dificultades legales que le pondrán los escoceses? ¿Qué hará si Escocia pide un referéndum para irse del Reino Unido o pretende negociar en paralelo un estatus especial en Europa? ¿Qué pasará en Irlanda del Norte, si la República de Irlanda hace una OPA a Belfast? ¿Cuál será el modelo de relación con la UE que buscará Reino Unido en la negociación de salida? ¿Habrá elecciones generales en el Reino Unido antes de que acabe la negociación? ¿Se someterá de nuevo a referéndum la decisión final de salir de la UE, una vez conocidas las condiciones de salida?...

Vayamos por partes. Todavía habrá que esperar unos meses a que el Reino Unido notifique su marcha. Tiene que superar algunas dificultades legales internas importantes y resolver cuestiones políticas graves. En mi opinión es altamente improbable que el Reino Unido se desdiga de un mandato popular que, aunque no es imperativo jurídicamente, es políticamente inapelable. La posibilidad de que se convoque otro referéndum "revocativo" del anterior, me parece poco seria, incluso aunque por medio hubiera unas elecciones generales anticipadas. Estamos hablando de Gran Bretaña. Pero, con todo, la gestión del Brexit, se vislumbra tan compleja y sus efectos tan preocupantes que, hasta el momento, los vencedores han huido de la escena, como si hubieran sido aplastados por el pueblo.

Lo más probable es que la UE imponga duras condiciones

El caso más llamativo es el de Nigel Farage, pero el más significativo es el de Boris Johnson, quien ha desaparecido como por encanto, no de sus adversarios precisamente. Y digo significativo, porque era él quien encabezó, lideró y protagonizó la campaña contra su compañero de filas y primer ministro, David Cameron. Todo el mundo suponía que después de su victoria, se presentaría a la elección de su partido para gestionar el Brexit que tan fervientemente defendió. Pues no. Ha desaparecido temporalmente del mapa, para reaparecer como Ministro de Exteriores. Una figura importante, pero lejos de la función de líder absoluta que jugó durante la campaña.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED