martes, 24 de octubre de 2017
logo economy journal

PASCUAL2

Javier Castro

Spanair fue fundada en 1986 por Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, dos empresarios madrileños que compartieron negociosmás que turbulentos que, como el de Viajes Marsans, acabaron naufragando. Pascual, jaleado en su momento por la "mediocracia" como emprendedor modelo, falleció recientemente en su domicilio de Madrid.En 1989 le fue concedida la Medalla de Plata al Mérito Turístico y en febrero de 1996 la Medalla de Oro al Mérito Turístico.Tuvo un gran trato con el mundo político, empresarial e institucional balear.

En 1994, tras la finalización del monopolio del grupo Iberia en el mercado doméstico, Spanair comenzó a operar en vuelos nacionales. Hasta entonces había sido una compañía de charters. En este proceso creó también el servicio propio de asistencia en tierra (handling), que acabó convirtiéndose en Newco.

Pascual y Díaz Ferrán imputados por malversación de fondos

Pascual y Díaz fueron imputados -junto a Iván Losada, administrador de Posibilitum, empresa a la que vendieron Marsans antes de entrar en concurso de acreedores- por un delito de malversación de fondos, tras ser acusados de apropiarse de 4,4 millones de euros de las reservas de la agencia, antes de su quiebra en junio de 2010. Dos meses antes, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo le había retirado la licencia para vender billetes.

Ferrán, hasta entonces presidente de la CEOE, acusó a Pascual -que había ostentando el cargo de vicepresidente en la misma organización- de ser el único responsable de la caída de Marsans y este se defendió diciendo que ante la falta de dinero habían optado por hacer frente a las pérdidas con los fondos de los clientes. Según las acusaciones, Pascual y su socio llevaron a cabo "un deliberado, sistemático, doloso y perfectamente planificado proceso de alzamiento y ocultación apresurada de sus bienes personales". Todo un ejemplo de buen hacer empresarial; un espejo en el que contemplarse la patronal.

Quedó claro que no pagarían los 183 millones de euros que debían


En el concurso de acreedores, quedó claro que ni Pascual ni Díaz Ferrán pagarían los 183 millones de euros que debían. Más de 17.000 personas resultaron perjudicadas. La defensa de Pascual acusó al gobierno Zapatero de retirar el apoyo a la empresa en varios litigios.

Durante la presidencia de José María Aznar, el Gobierno vendió por un dólar -más una aportación a fondo perdido de 300 millones de dólares y otros 645 en ayudas-, Aerolíneas Argentinas,ex-filial de Iberia, a la inseparable pareja. El Tribunal de Cuentas dictaminó que aquel dinero no se había destinado a lo comprometido: compra de aviones, ampliación de capital y pago de deudas.Ese periplo fue solo el preámbulo de otro sonado fracaso: el de Air Comet que quebró a finales de 2009, después de haber absorbido la flota y las rutas latinoamericanas de Air Madrid, otra compañía quebrada.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED