miércoles, 23 de agosto de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La crisis de los Partidos Políticos
Redacción

La casta como palabra delimitadora del conflicto político

La casta como palabra delimitadora del conflicto político

David H. Corrochano. Consultor internacional en políticas públicas

La noción de casta desplegada por el nuevo partido Podemos, ha centrado el ejercicio de re-enmarcado electoral más exitoso de los últimos años en España, por lo que su análisis es muy útil para conocer las transformaciones y preocupaciones sociales de los españoles o, por lo menos, de una parte relevante de su segmento de izquierdas.

En términos políticos, la duda es cuánto será su recorrido y en qué medida puede articular, ya no una estrategia de campaña, si no de ejercicio de oposición con posibilidades de impacto y que supondría esto en la agudización del conflicto político. En este artículo, lo que interesa es develar la estrategia política que puede haber detrás de un re-enmarcado cuyo éxito también hay que explicar desde un punto de vista comunicativo.

La omnipresencia de las castas

En el prólogo al conocido estudio sobre los partidos burocráticos de Robert Michel, Seymour M. Lipset resume la conocida como ley de hierro de las oligarquías, que dicta que en toda organización humana se producirán grupos dominantes.

En una ciencia como la social, donde es complicado establecer leyes universales, ésta tiene mucho peso. Incluso en los espacios de sociabilidad que George Simmel consideró como socialmente puros, pues las relaciones horizontales y la espontaneidad son definitorios de éstos, pensemos en un grupo de amigos, existen determinados liderazgos, diferencias y, con ellas, pequeñas distribuciones de privilegios materiales o simbólicos.

La presencia de grupos dominantes tiene diversos grados de institucionalización, acceso a privilegios y de legitimación; esto es, que el centro de preocupación ésta en cómo se distribuye el capital social y se ejercen las posiciones de poder diferenciadas, no tanto en que éstas existan o no. La sociedad de castas de la India se caracteriza precisamente por la alta reglamentación de relaciones sociales cerradas, vitalmente abarcadoras, a perpetuidad, y validadas por creencias religiosas. Esto es, que en el marco occidental la palabra casta tiene una connotación negativa.

En las democracias, basadas en las ideas de igualdad y libertad, tanto como en el capitalismo, asociado a la idea de movilidad social, la presencia de los grupos dominantes y sus privilegios deben ser expresados y hacerse válidos a partir de fórmulas más sutiles.

Los primeros, se refuerzan además de por redes informales, por reglas secundarias que dotan de ventajas a determinados grupos -por ejemplo al pagar impuestos- e incluso en el momento de recibir determinadas ayudas o enfrentarse a la ley. Mientras, la forma de legitimación de las nuevas élites gira en torno a la idea de la meritocracia como explicación de las posiciones diferenciales, cuando las supuestas o reales capacidades están asociadas al estatus de origen.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED