jueves, 23 de noviembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Turismo
Redacción

La percepción de los barceloneses sobre el turismo de cruceros. impactos positivos y negativos

Título de la imagen

José Mª Prat Forga Doctor en Geografia. Departamento de Geografía de la UAB

En el actual mundo globalizado los turistas, con mayor poder adquisitivo y tiempo libre, son cada vez más experimentados y exigentes, demandando no sólo un producto de una cierta calidad y a un precio asequible, sino también un trato y unas actividades personalizadas. El turismo de cruceros sigue estas tendencias, pues puede ofrecer en poco tiempo una experiencia de viaje interesante y variada, con trayectos cortos, especializados y adaptados a las disponibilidades económicas y de tiempo libre de la sociedad actual, lo cual permite acceder a mayores segmentos de demanda. Además, todos los indicadores sitúan este turismo como una de las actividades turísticas con mayores perspectivas de crecimiento en los próximos años, por lo que son muchas las ciudades portuarias que están realizando importantes apuestas para desarrollar esta actividad.


Una de ellas en Barcelona, que se ha convertido en el principal puerto europeo de cruceros del Mediterráneo y el cuarto a nivel internacional, sobrepasado únicamente por los de Miami, Port Cañaveral y Port Everglades, todos ellos en Florida (USA). La importancia de este turismo en la ciudad barcelonesa queda de manifiesto si se tiene en cuenta que entre las seis terminales del puerto de Barcelona se recibieron 2,3 millones de cruceristas en el 2013 y 2,36 millones en el 2014, lo que significa un aumento del 2,61%, y las perspectivas son aumentar el número en los próximos años. Además, no hay que olvidar que el 52% de los cruceristas inician y/o acaban su ruta en Barcelona, de modo que muchos se alojan algunos días en la capital catalana antes y/o después del viaje, lo que propicia ver la ciudad con más detalle, ir a restaurantes, ver monumentos emblemáticos y espectáculos y realizar compras.


El mercado español presenta grandes oportunidades, ya que el grado de penetración de los viajes de crucero todavía está muy por debajo de la media europea. Además supone una alternativa vacacional de menor coste que muchos paquetes turísticos, aunque para poder mantener los niveles de crecimiento experimentados hasta la fecha, las compañías deberán introducir innovaciones para captar a un mayor número de pasajeros y fidelizar a los cruceristas actuales.


Asentarse en bases sostenibles


Un estudio del European Cruise Council sobre el impacto de los cruceros en las economías locales, realizado en 2007 indicaba que ya entonces el negocio de los cruceros en Barcelona era responsable de 14.000 puestos de trabajo, con una remuneración total superior a los 400 millones de euros. Además, según datos de Turisme de Barcelona, el impacto económico generado por este turismo ascendió amás de 256,9 millones de euros durante el año 2013; lo que representa casi 25 millones de euros más que en el año anterior. En esta nueva cifra están incluidos los 250,3 millones de euros gastados por los 2,6 millones de pasajeros y los 6,5 millones de euros gastados por los 312.000 tripulantes que bajaron a tierra en esta escala. Por otra parte, los gastos de reparación y mantenimiento de los buques en sus escalas en Barcelona superan los 140 millones de euros. Todo ello sin contar los ingresos producidos por esta actividad en comercios, transportes, restauración y servicios al viajero; lo que sumado a los ingresos directos permite alcanzar los 1.208 millones de euros en el 2014 y 25.000 empleos directos e indirectos.

El crecimiento que ha experimentado este turismo en Barcelona en las últimas décadas ha provocado una serie de impactos en la ciudad. Por ejemplo, ha ayudado a que se modificasen algunas de las pautas tradicionales, especialmente en el sector comercial, con decisiones más o menos controvertidas como la apertura de los establecimientos comerciales en días festivos. Por ello, una de las críticas a este producto es que su desarrollo debería asentarse en unas bases sostenibles, con una oferta de calidad que no sólo esté preocupada por el beneficio económico inmediato sino que también presente criterios claros de responsabilidad social y medioambiental.


En primer lugar, no hay que olvidar que el 80% de la oferta global de cruceros está concentrada solamente en tres empresas transnacionales: Carnival Corporation (50%), Royal Caribbean (25%) y Genting Hong Kong (7%), lo que provoca una competencia desigual para las pequeñas y medianas navieras y consolida un mercado cautivo. Por otra parte, sus actividades también tienen importantes consecuencias medioambientales, como la contaminación de las aguas marinas, la generación y deslocalización de residuos peligrosos, la contaminación atmosférica, la destrucción de la biodiversidad marina y la contribución al calentamiento climático a escala global. También pueden producirse otros impactos ambientales debido a la ampliación de las infraestructuras portuarias y a la inexistencia de una legislación global al respecto.


Navíos con banderas de conveniencia


Además, se trata de un tipo de turismo que suele utilizar navíos con banderas de conveniencia y con la domiciliación del barco en paraísos fiscales, por lo que muchas de estas embarcaciones no están sujetas al pago de impuestos y otras contribuciones; lo que evita el reparto entre los países de desembarco de los beneficios generados. También, en el plano laboral, la creación de empleo no puede esconder alguna precariedad, como salarios relativamente bajos, periodos de trabajo continuados de hasta seis meses, jornadas de siete días por semana y de 10 a 14 horas diarias, rotación elevada del personal y escasa formación; según datos de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte publicados en el año 2014.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED