sábado, 16 de diciembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La sequía
Redacción

Gestionar la sequía cambia sus efectos

Título de la imagen

Tomás A. Sancho. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Escuela de Madrid

El agua es un recurso estratégico para el desarrollo económico, social y ambiental de una región. Por ello, las sequías representan actualmente un problema para conseguir este desarrollo. Las sequías se consideran fenómenos naturales, y representan una disminución temporal relevante de la disponibilidad media del agua. Aunque por sí mismo una sequía no es un desastre, puede llegar a serlo dependiendo de su impacto en la sociedad y el medio ambiente.

Los impactos producidos por las sequías son numerosos. Puede verse afectado el suministro de agua a las poblaciones, cultivos de regadío pueden tener severas restricciones y los ecosistemas fluviales pueden sufrir las consecuencias de los bajos caudales del río, entre otros problemas. La duración y los impactos relacionados con las sequías pueden variar grandemente en diferentes países. Mientras que en aquellos países que carecen de infraestructuras de almacenamiento de agua, donde el suministro de agua es directamente dependiente en la precipitación, una disminución en las precipitaciones durante algunos meses puede convertirse en una sequía, en otros países con suficientes embalses, los mayores impactos se producen cuando hay déficit de agua consecutivos durante períodos de varios años. Los efectos de las sequías pueden ser agravados al presentarse en regiones que ya presentan bajos recursos hídricos, con desequilibrios entre los recursos disponibles y las demandas de agua.

Además, se espera que el cambio climático produzca impactos negativos directos sobre los recursos hídricos disponibles en las regiones más vulnerables de la Unión Europea. Algunos fenómenos meteorológicos extremos han aumentado, con más frecuentes olas de calor, incendios y sequías en Europa meridional y central.

España es el país de la UE con más irregularidad en la distribución de los recursos hídricos

Tradicionalmente, la mayoría de los países han respondido a situaciones de sequía a través de esfuerzos dirigidos principalmente a suministrar agua y alimentos y a la restauración de impactos económicos y ambientales. En los últimos años, estas políticas están cambiando en muchos lugares del mundo. A raíz del incremento de la sequía en los últimos años, algunos Estados miembros de la UE han pasado de un enfoque de "gestión de la crisis" a otro de "gestión del riesgo de sequía", y las medidas asociadas a menudo desembocan a menudo en planes globales de gestión del riesgo de sequía con elaboración de mapas de zonas de presión planes con la asignación de zona de estrés de agua, niveles de alerta, sistemas de aviso, etc.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED