miércoles, 13 de diciembre de 2017
logo economy journal

CABEZA DE TURCO

J.C..- Miguel Ángel Fernández Ordoñez luce un perfil moderado tan envidiable que, de hecho, podría identificarse con el de los más notables exponentes del sector que estaba llamado a controlar.Quizá por eso o a pesar de ello, ha acabado convirtiéndose en cabeza de turco -aquéllos sobre quienes se aplica injustamente una acusación o condena para impedir que los auténticos responsables sean juzgados- de Bankia, por iniciativa de quienes antes jaleaban sus reiterados llamamientos a, por ejemplo, "flexibilizar" el mercado laboral.

Ante un desaguisado como el de Bankia, no se podía estar de brazos cruzados. Había que buscar un culpable, rápido, para exculpar al Gobierno y el partido que lo sustenta. Respondiendo aparentemente desde agravios propios, significados dirigentes del PP apuntaron con su dedo acusador al Banco de España y su Presidente como responsables de lo sucedido en la entidad.

Así se formó la procesión, encabezada por el diputado del PP Vicente Martínez Pujalte que, en su peculiar estilo, culpó al Banco de España de haber obligado a Rato a hacerse cargo de Bancaja, con datos que "a lo mejor no eran exactos". Detrás, Alberto NuñezFeijóo, Presidente de Galicia, quizá con alguna espina clavada por cómo se manejaron las cosas en las cajas gallegas, habló de "la mala supervisión" del Banco de España durante los últimos años. Y en la misa línea fueron sumándose al cortejo Esperanza Aguirre, su mano derecha, Ignacio González, -recordando que el gobernador había sido designado por Zapatero- o algunos voluntarios como el dirigente de CIU Durán y Lleida: "Que vigile más y hable menos".

MAFO, amortizado como Presidente del Banco de España, -su mandato caducaba el 10 de julio próximo- resultaba blanco fácil para endilgarle el muerto de Bankia. Hasta Rubalcaba manifestó a propósito del asunto que "habrá que hablar de todo". "Cuando tenga toda la información les garantizo que no me morderé la lengua", recalcó.

Cosa esta de la información que, para colocar a cada uno donde interesa que esté, como de uso en la política, no parece hacer mucha falta. Por ejemplo, para decir lo que dijo, Pujalteseguramente no se vio obligado a manejar gran cantidad de datos sobre Bankia y el Banco de España. Se trataba, simplemente, de sacar rápido, como en el lejano Oeste, y colocar el mensaje en la opinión pública. Así, nosotros, los del PP, los buenos, a un lado y al otro los malos: MAFO y hasta el Banco de España, si fuera necesario. El daño que se pudiera causar a la institución, mero efecto colateral.

Y, como lo cortés no quita lo valiente, Emiliano García-Page, secretario del PSOE de Castilla-La Mancha apuntó refiriéndose a MAFO que "el policía puede ser un inútil, que puede serlo, lo ha demostrado también antes, pero eso no evita quien es el delincuente". O sea, que Fernández Ordoñez y el Banco de España tampoco son ajenos a lo que ha acabado ocurriendo en Bankia, aunque también es cierto que estuvo llamativamente ausente de la escena final del sainete en la Entidad, protagonizada por de Guindos, el triunvirato bancario y Rato.


No resulta fácil evaluar las habilidades del Presidente de Banco de España a lo largo de su mandato, pero lo que sí está bastante claro es que el crédito privado en España es 2,5 el PIB nacional y que son las entidades que él supervisaba las que alegremente, durante años, lo han concedido. Ni una sola autocrítica a la falta de control o a los errores en la supervisión de los bancos en esa deriva.

Por el contrario, como si de echar tierra sobre el asunto se tratara, el Presidente del Banco de España no ha perdido ocasión de afirmar una y otra vez, de manera redundante -el raca-raca, que diría Peridis- que la competitividad de la economía española pasa por el "ajuste salarial", o sea para bajarlos. "Los dos problemas del mercado de trabajo-insistía- son los mecanismos de rigidez de la negociación colectiva, porque no facilitan la adecuación de los incrementos salariales a las características particulares de las empresas y los elevados costes de despedido de los contratos indefinidos". Y recordar que a finales de enero de 2007, en vísperas del estallido de la crisis, MAFO se las prometía muy felices y refiriéndose a los activos inmobiliarios decía que "no habría caídas de precios en el sector (...) sino que se volverá a la senda de crecimientos más moderados, lo que se ya se está dando y servirá para un reequilibrio de la economía". Todo un compendio de nigromancia. Aunque también llegó a decir que la entrada de inmigrantes se encuentra asociada "en gran medida" a la recesión económica.

Fernández Ordoñez que, en fin, ha ejercido -según el listado que figura en la página web del Banco de España- 23 cargos del más alto nivel -donde dejó su impronta "liberalizadora"- además de comentarista en diversos medios, donde firma como MAFO, se va con la discreción propia del financiero; es decir, la opacidad y el silencio. En su última comparecencia en el Senado, anodina, dijo que le encantaría dar su versión de los últimos acontecimientos, pero que no hacerlo suponía "un ejercicio de responsabilidad". "El Gobierno quiere que permanezca en silencio", rubricó.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED