martes, 22 de agosto de 2017
logo economy journal

hospital francia

Javier Castro

En su primer informe sobre la salud, publicado en junio del 2000, la OMS situó el sistema francés de salud a la cabeza de sus 191 miembros. Con una esperanza de vida de 83 años para las mujeres y de 75,6 para los hombres, la OMS considera que Francia dispone de un sistema de asistencia médica "técnicamente eficiente y generoso, aunque excesivamente autoritario". Los criterios que utilizó la OMS para elaborar el ranking, incluían el nivel de salud general de la población, las disparidades entre diferentes grupos, el grado de satisfacción según las rentas, y el reparto de la financiación, entre otros.

La ley del 15 de julio de 1893 instauró la asistencia médica gratuita en Francia, la del 27 de junio de 1904 el servicio departamental de asistencia social a la infancia y la del 14 de julio de 1905 la asistencia a las personas mayores enfermas. En1930, se creó el Ministerio de Sanidad Pública, pero fue en 1945 cuando comenzaron a sentarse las bases del sistema de seguridad social francés, basado en el principio de solidaridad. Nació así la Assurance Maladie (Seguro Médico) que cubre la enfermedad, y las necesidades de la familia y de la tercera edad y que está basada en las cotizaciones de los trabajadores. En el año 2000, se creó el CMU (Cobertura Médica Universal) para dar asistencia médica a la totalidad de la población.

El Estado es el principal agente de la salud en Francia. Tiene un papel directo en la financiación y la asistencia médica, controla las entidades de financiación, a los pacientes y a los profesionales de la salud y, en tal sentido, es responsable, entre otras cuestiones, de la planificación de la sanidad y la política general de salud pública (prevención vigilancia sanitaria, lucha contra las adicciones...), la formación de los profesionales y de las políticas del medicamento.

Todo el mundo tiene derecho a la salud

En Francia, la cobertura se organiza mediante la combinación de una cobertura médica universal con mutuas y seguros complementarios, que reembolsan total o parcialmente a los pacientes sus gastos médicos. De este modo, los pacientes deben pagar tras la consulta un tanto por ciento, establecido por ley y que recibe el nombre de ticket moderateur. Las mutuas o seguros complementarios reembolsan esta cantidad posteriormente, previo envío del formulario de reembolso o Feuille de Soins. Para cubrir este pago se crearon las mutuas, que datan de finales del 19 y que cubren a unos 40 millones de personas; las compañías de seguros privadas, que funcionan como sociedades mercantiles y los organismos de previsión, controlados paritariamente por empresarios y trabajadores.

El copago rige para servicios proporcionados por la asistencia pública, como por ejemplo la consulta de un médico especializado (dermatólogo, ortopeda...) que suele ser de un 10% del precio del servicio (entre 5 y 10 euros) y permanece vigente durante tres meses, en los que el paciente puede acudir a la misma consulta las veces que quiera sin pagar más. Para acceder a los especialistas, aunque el protocolo habitual exige, como en España, la mediación del médico de cabecera, también existen accesos directos autorizados.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED