jueves, 21 de septiembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La Educación
Redacción

 La escuela pública valenciana camina hacia su desmantelamiento

valencia niños

Salvador Faus Verdú
 
Castigada como la que más por los recortes, que empeoran las condiciones laborales del profesorado y deterioran la calidad educativa, -que traerá como consecuencia un aumento del fracaso escolar-, la escuela pública valenciana se dirige hacia su desmantelamiento, empujada por un gobierno autonómico que hace de la "libertad de elección de centro" su seña ideológica tras el que se esconde una apuesta firme por la potenciación de los conciertos educativos.
 

Si en ocasiones los árboles no nos dejan ver el bosque, tres pequeños incidentes producidos en el intervalo de diez días nos permiten otear la situación en que se encuentra y el futuro que le espera a la enseñanza pública en la Comunitat Valenciana. El pasado 23 de noviembre, alrededor de diez metros cuadrados del falso techo del colegio público Luis Vives de Valencia se desprendieron, causando solo daños materiales porque el incidente se produjo de madrugada. Diez días después, y también en Valencia, una placa de escayola se soltaba del techo de una aula infantil del colegio Cervantes cayendo sobre un pupitre. El riesgo aquí fue mayor porque los niños acababan de entrar a la clase, pero aún estaban colgando la ropa en las perchas. Ese mismo día, tres alumnos de entre 15 y 16 años resultaron heridos tras desplomarse también un techo de uralita en un colegio público de Alzira.

Los incidentes narrados son consecuencia de la disminución drástica de las partidas de mantenimiento de los centros, fruto de la política de recortes en los presupuestos educativos que viene realizando el PP en la Comunidad Valenciana encaminados a desmantelar la educación pública: reducción de las becas de los libros de texto, de comedor y de transporte; aumentos de alumnos por aula; reducción de profesorado, especialmente en secundaria, o retrasos en el pago de las partidas destinadas al funcionamiento de los centros. Unos recortes que la oposición cifra en unos 500 millones de euros. Solo en los últimos tres años, el número de profesores se ha reducido en 3.500, mientras que desde el pasado curso no se cubren las 1.300 jubilaciones que se producen anualmente ni tampoco las bajas por enfermedad. Todo ello está ocasionando aumentos de ratio por aula, reducción de unidades, de clases y de tutorías, así como la desaparición de programas de compensación educativa.
Retrocede la enseñanza en valenciano
El pasado curso, por primera vez desde que en 1983 se promulgó la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano, retrocedió del 29 al 28% el porcentaje de alumnos matriculados en valenciano, fundamentalmente por la reducción de plazas, hasta el punto que uno de cada tres alumnos que eligió el valenciano como lengua vehicular vio su petición denegada por falta de oferta educativa.
Según un informe del STEPV, el sindicato mayoritario en la enseñanza, en los últimos 30 años se ha logrado que el 29% del alumnado reciba enseñanza en valenciano (el 30% en la provincia de Valencia, el 50% en la de Castellón y solo el 20% en la de Alicante). Como dato significativo, únicamente el 8% del alumnado de la ciudad de Valencia recibe enseñanza en valenciano. En la red de colegios privados de la capital, que escolariza al 30% de la población, solo el 6% estudia en valenciano.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED