martes, 21 de noviembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La Justicia
Redacción

 ¿Justicia politizada?: una falsa imagen

comparsa judicial

Miguel Collado

Vocal del Consejo General del  Poder Judicial
 
No hay nada peor que los lugares comunes para examinar cualquier acontecimiento. Nada peor que los tópicos para analizar una institución. Nada peor que los prejuicios para afrontar una situación compleja. Porque los prejuicios, los tópicos, los lugares comunes nos sitúan cómodamente, como observadores irreflexivos, en un lugar donde nada se mueve, nada se altera sino la constatación de una realidad ya sabida y así repetida una y otra vez . 

Y es que cuando hablamos de Justicia, la reiteración constante conduce a las manidas calificaciones de lentitud, ineficacia, métodos arcaicos de trabajo, distanciamiento de la realidad y politización.

Da igual que la Justicia siga siendo la opción preferida para la resolución de cualquier conflicto por nuestros ciudadanos, quizá por la confianza que inspiran la profesionalidad, independencia y capacitación técnica de los magistrados españoles. Da igual, también, que hayan sido precisamente los jueces casi los únicos que han mostrado sensibilidad ante algunas consecuencias de la crisis, como los desahucios -dolorosos e inaceptables para la opinión pública-. También da igual que los jueces resulten ser un colectivo ajeno a los partidos políticos en un país en el que estos ocupan una posición casi omnipresente en cualquier institución o corporación.
Fue el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbles, el que acuñó la frase "Lo que se repite mil veces se convierte en verdad". En el caso de la justicia, esta afirmación lamentablemente se está cumpliendo. Porque cuando se dice que la justicia está politizada, aunque no se aportan pruebas que demuestren esa afirmación, se asume sin crítica alguna.
¿Lo está? Rotundamente, no.
El Consejo General del Poder Judicial en la diana
Nadie ha podido hacer, de un modo serio, una previsión de resultado, ni se ha constatado influencia externa alguna en los procedimientos de relevancia notoria que han afectado a personajes con adscripción política. Tampoco se ha revelado supuesto alguno de persecución política sino que, a lo máximo, la supuesta adscripción personal de los componentes de un tribunal ha dado lugar a interpretaciones de fábula sustentada en el humo de la especulación imaginativa.
Por otra parte, ningún partido político puede sentirse perseguido por la Justicia. Y ninguno puede atribuirse su control. Lo que sí se puede constatar es la cantidad de supuestos delitos de corrupción que están siendo investigados por los jueces españoles.
De ahí que debamos indagar en las causas interesadas de tan grave y extendida atribución de politización que se hace cada día a la Justicia española.
Si analizamos las referencias que se plantean en la prensa sobre la supuesta politización de la Justicia, podemos comprobar como el centro de las críticas y de las alusiones en este sentido han tenido siempre como centro el Consejo General del Poder Judicial.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED