viernes, 22 de septiembre de 2017
logo economy journal

JUSTICIA CORRUPTA

Carmen.P. Flores
 
Desde la famosa frase "La Justicia es un cachondeo" que pronunció, en 1985, el alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, no podía pensarse que se convertiría en la expresión de millones de personas cabreadas con el sistema judicial. Se había perdido el respeto y el miedo a los jueces, que hasta ahora nadie se atrevía a insultarlos, aunque se pensase. 

Fue un antes y un después. Pero el hecho era la suma de "fallos judiciales" que se han ido sumando a lo largo de la historia reciente- la historia de España en su conjunto está también llena- con casos como Matesa, Banca Catalana, caso Roldán y un larguísimo etc. La ciudadanía no cree en las personas que administran y ejecutan la Justicia. Piensa que está comprada por los diversos poderes: político económico .Ya en el año 2010, los resultados de una encuesta que leerán a continuación no eran nada favorables.

Según el II Barómetro de la Justicia de la Fundación Wolters Kluwer de septiembre de 2010 el 48% de los ciudadanos cree que la administración de justicia funcional mal o muy mal en España. Cerca del 70% de los españoles considera que la Justicia es muy lenta y que las sentencias no se ejecutan con eficacia. El 49% no cree que los tribunales sean imparciales, y el 54% tiene la percepción de que los jueces no realizan su función con total independencia. El 64% ve la Administración de Justicia como garantía última de defensa de la democracia y de las libertades.
En general, los resultados no son buenos y la valoración de la Justicia por los ciudadanos está en uno de los momentos más bajos de los últimos veinte años. Actualmente, la Administración de Justicia tiene una valoración similar a la del Gobierno de España, ya que obtienen un 4,2 y un 4,1 respectivamente, en una escala de 0 al 10.
Anticuada, lenta y poco eficaz
Otro de los factores que dificultan una mejor percepción de la Justicia lo indica el dato de que seis de cada diez ciudadanos considera que la Justica está anticuada; siete de cada diez consideran que es muy lenta y que las sentencias no se ejecutan con eficacia, y un 49% de la ciudadanía no cree que los Tribunales sean imparciales en su actuación.
Es obvio que la ciudadanía está percibiendo una imagen muy distorsionada del quehacer diario de nuestros Jueces y Tribunales, los procesos de reformas organizativas pasan inadvertidos ante la polémica mediática que se produce alrededor de unos pocos casos", asegura Rosalina Díaz.
En cuanto a los jueces, el 54% de los españoles creen que, a la hora de enjuiciar un caso y dictar sentencia, los jueces no suelen actuar con total independencia. Aún así, en el caso de ser acusado en un juicio criminal, el 52% de los españoles prefiere ser juzgado por un juez antes que por un jurado compuesto por personas elegidas por sorteo. De hecho, el 60% considera que los jueces están bien preparados y son competentes. En general, la puntuación media para los jueces es de 5,2, frente al 7,1 que reciben la policía y los guardias civiles o el 5,6 de los fiscales.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED