martes, 17 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La Corrupción
Redacción

 Andalucía, de los desmanes del ladrillo a los intrusos en los ERE

ladrillo

Julia Camacho 

La Comunidad acumula decenas de alcaldes y concejales implicados en procesos judiciales por irregularidades urbanísticas. De Julián Muñoz a Javier Guerrero, del ladrillo a los "intrusos". Aunque ahora las investigaciones judiciales han evidenciado que eran "vox populi", los casos de corrupción en Andalucía saltaron ante la opinión pública en 2006 al mismo tiempo que se detenía a media corporación municipal de Marbella (Málaga). Desde entonces, los supuestos pagos de comisiones e irregularidades vinculadas al ladrillo no han dejado de repetirse a lo largo de la costa andaluza.

Sin embargo, pasado el momento del caso Malaya, ha sido otra investigación la que ha dejado tocada a la clase política de la comunidad: el supuesto fraude de los ERE pagados por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Un caso que acumula de momento 60 imputados, entre ellos varios ex-altos cargos de la Administración, y se ha revelado como el mayor escándalo de la corrupción en la región.

La Costa del Sol se ha convertido en el epicentro de los casos de corrupción urbanística, amparados por el boom del ladrillo y el auge de políticos populistas, como Jesús Gil, con una particular concepción de la ordenación del territorio. De hecho Málaga es, junto con el poniente almeriense, la zona más beneficiada del decreto de la Junta aprobado el pasado año que permitirá la legalización del 90 por ciento de las 250.000 viviendas ilegales construidas en los años de desmadre urbanístico que se estima existen en la comunidad. Una medida para regularizar los servicios y dar algún tipo de garantías a los propietarios, muchos de ellos extranjeros, que compraron sin saber que las casas carecían de licencias, se alzaban en suelos no urbanizables y fueron construidas en ausencia de planeamientos locales.

Saqueo sistemático de las arcas públicas marbellíes

"Me da igual que los terrenos sean zonas verdes, rojas o amarillas", se jactaba Gil, una frase que ejemplifica la filosofía de unos regidores que comprometieron la evolución de los municipios por la falta de espacios para infraestructuras o servicios públicos básicos como colegios o centros de salud. Pero fueron los sucesores del ex-presidente del Atlético de Madrid y miembros de su partido, el GIL (Grupo Independiente Liberal), quienes dos años después de su muerte provocaron la primera disolución en la historia de la democracia española de una corporación municipal por el saqueo, casi sistemático, de las arcas públicas marbellíes.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED