martes, 22 de agosto de 2017
logo economy journal



Ana Isabel Lima Fernández. Presidenta del Consejo General del Trabajo Social


¿Racionalización y sostenibilidad o abandono y mayor coste a medio largo plazo?. Muchos de los expertos en políticas sociales que apuntan a la idea de un cambio de modelo de bienestar social, hace tiempo plantean la necesidad de una actualización del mismo, una reforma acorde al contexto actual, pero en ese escenario es importante reflexionar sobre el origen del cuestionamiento ¿Se trata de un cambio de modelo de bienestar o la destrucción de mismo?


 

En cuanto al Estado de Bienestar Social, tal y como lo hemos concebido desde los modelos europeos según Sapir, los españoles aspirábamos al anhelado modelo nórdico, en los que pagar impuestos sale bien a la ciudadanía. No obstante en España luchábamos por superar el modelo mediterráneo que cargaba a la familia y con ello a las mujeres con el cuidado a las personas en situación de dependencia y a la crianza de los niños y niñas.

Nuestra profesión de trabajo social jugó un papel importante en la transición democrática en España donde se sentaron las primeras bases del Estado de Bienestar, con el desarrollo de los cuatro pilares, la sanidad, la educación, los servicios sociales y las pensiones. Contribuimos de manera singular a la creación y desarrollo del sistema de servicios sociales, aunque nuestra presencia es importante en otros ámbitos de la intervención como la sanidad, la educación, etc.
Las trabajadoras sociales creyeron en ese proyecto de ingeniería política para la construcción de los servicios sociales desde la compleja organización administrativa que se plateaba en las décadas de los 70 y 80, promoviendo y desarrollando la primera línea de atención de los servicios sociales en los municipios y con ello velando por la garantía del acceso al sistema desde la proximidad.
En los últimos 35 años se han conseguido grandes logros en cuanto al desarrollo y evolución del Bienestar social, con un sistema de pensiones tanto contributivo como no contributivo que respondía al esfuerzo de la meritocracia por un lado y por otro a la pretensión de la promoción de igualdad. Asimismo se consiguió tener un sistema sanitario universal, uno de los más envidiados del mundo, además de no ser más costoso que un sistema privado. También el sistema educativo ha procurado la igualdad de oportunidades para una gran parte de la población española.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED