viernes, 24 de noviembre de 2017
logo economy journal

Título de la imagen

Oscar Hernández Bernalette. Embajador de carrera Jubilado

Hace unas semanas publique un artículo en varios medios de comunicación de Venezuela bajo el titulo ¿Quién protege a la Clase Media? Me motivaron a escribir esas reflexiones poder constatar el dramático escenario a que está sometida ese sector fundamental de la población en esta parte del mundo. La Clase Media pareciera no tener suficiente resonancia política como para ser percibida y salvaguardada como el ejemplo a seguir en la búsqueda de un equilibrio en las sociedades modernas.

Esto simboliza que el mundo será cada vez mejor, más justo y equilibrado en la medida que las políticas públicas de cualquiera de nuestras naciones en desarrollo busquen como centro de sus estrategias la de promover la consolidación de grandes sectores medios de la población y que sean efectivamente la mayoría. Los políticos, especialmente en Latinoamérica, ven a contingentes de pobres, como vanguardia para la generación de votos, ofreciéndoles el amparo del Estado y ellos como garantes revolucionarios del destino de millones de seres humanos. En Venezuela, Argentina, Bolivia y Nicaragua hemos visto esta tendencia durante los últimos años.

Toda sociedad moderna tiene que centrar su vocación en el desarrollo y consolidación de la clase media como protagonista del equilibrio social. Por ejemplo, el esfuerzo de Brasil a través del Presidente de Lula quien durante su mandato logro incorporar a más de 17 millones de pobres a los estratos medios de la población fue un avance extraordinario y una muestra de que ese es el camino a seguir.

Mientras que en países como Venezuela o Argentina, reconocidos por haber contado en el pasado con solidas clases medias, hoy nos encontramos con un panorama desolador, con una marcada tendencia contraria a la de Brasil y en donde se empuja a los sectores medios hacia la pobreza ¿Ello por qué?

Los estratos medios son menos manipulables

Los estratos medios de la población son menos manipulables y son cada vez más difíciles de convencer en las contiendas demagógicas electorales. Las clases medias tienen una arrogancia difícil de moldear y su capacidad de transigir ante la injusticia, la corrupción y la sumisión ante el poder es cada vez más evidente.

Cuando decimos, que la clase media lucha por sobrevivir (pensando en el contexto latinoamericano), es porque a pesar de las erradas políticas económicas, que han destruido parte de las capacidades adquisitivas de millones de personas y a pesar del discurso excluyente de muchos gobiernos, la Clase Media no entrega sus pretensiones de vivir con dignidad y libertad. Aquí en Venezuela, es fácil recordar como a pesar del enfrentamiento y el odio del Gobierno de Chávez contra éstas, muy al estilo de la visión marxista, no tardaron mucho y especialmente antes de eventos electorales, de suavizar su discurso y llamar a la clase media a unirse a la revolución. "No podemos permitir que la burguesía quite a la revolución la clase media. Esta revolución también pertenece y lucha por sus intereses. Siéntase la clase media protegida por el proyecto bolivariano".

El Gobierno trató de neutralizar a estos sectores vendiéndoles la idea de que eran también víctimas de la burguesía apátrida, imperialista y cuanta clase de epítetos nos podamos imaginar. Para los fines prácticos las revoluciones siempre han visto a este sector en la fila de los enemigos.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED