viernes, 24 de noviembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Clase media
Redacción

Clase media USA: 40 años de vida

Título de la imagen

Judith Garcia. Periodista

¿Cómo inventar una clase media, por diseño político, en menos de una década y destruirla en menos de tres, también por diseño político", se pregunta Paul Krugman, refiriéndose al corto ciclo vital del fenómeno en EE.UU.


Todo empezó en 1930, con las políticas del New Deal del Presidente Roosevelt, orientadas a hacer frente a la gran depresión económica del 29. Hasta entonces, la sociedad norteamericana era muy desigual: unos cuantos muy ricos y una masa ingente de pobres desprotegidos. Entre 1935 y 1945 se produjo en EE.UU. "la gran compresión" en las diferencias de ingresos y a mediados de los 50 el ingreso medio familiar se duplicó respecto a 1929. Los más ricos eran literalmente más pobres, y no solo en términos relativos. Todo, según Krugman, se explica con una sola palabra: impuestos. El New Deal aumentó las tasas a las ganancias de los ricos del 35 al 63% en el primer gobierno de Rooselvet y hasta el 79% en el segundo.

A mediados de los 60, Barry Goldwater, furibundo anticomunista y antisindicalista, racista y belicista, apoyado por el Ku Kus Klan, lideró una corriente derechista que, agitando el fantasma de la guerra fría y otras armas de "distracción masiva", allanó el camino para que una economía que fomentaba la desigualdad se abriera paso por el voto popular. Dos décadas tardó en cuajar la ofensiva. Ronald Reagan fue formalmente el encargado de dar la puntilla al New Deal. A lo largo de sus siete años de mandato, junto a Margaret Teacher y con el soporte de los "Chicago Boys",firmó el acta de defunción de la clase media en EE.UU. y no solo allí. Así, la agresión ideológica y política contra el legado del New Deal precedió al gran desplazamiento en la distribución de la renta económica, que aún prosigue, y no viceversa.

La clave de la desaparición de la clase media está en la política

Señala Krugman que, efectivamente, EE.UU. sufre las consecuencias de un cambio tecnológico sesgado que aumenta la demanda de trabajadores altamente cualificados, de un aumento del comercio internacional con importaciones crecientes de productos trabajo-intensivos que reducen aún más la demanda de trabajadores menos cualificados, de una inmigración masiva, de una caída libre del valor real del salario mínimo, de una sindicalización drásticamente mermada? Pero, desde luego y sobre todo, es víctima de los cambios impositivos y, en general, de unas políticas que favorecen a los más ricos en detrimento de los pobres.

En cualquier caso, la sociedad estadounidense nunca fue igualitaria. Siempre se aceptó relacionar los salarios con la riqueza y de emular a los ricos. La expectativa de aumento constante de los ingresos reales formaba parte de la cultura americana. Pero el incremento de la riqueza no se ha correspondido con el aumento de los salarios, sino todo lo contrario. Entre 1950 y 1960 una familia americana con tres niños podía vivir con una sola fuente de ingresos, cosa que incluía comprarse una casa modesta, disponer de un par de coches -uno moderno y otro más antiguo- disfrutar de vacaciones fuera del hogar y hasta ahorrar algo. Ahora, todo eso resulta un sueño para millones de americanos.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED