martes, 22 de agosto de 2017
logo economy journal

alemania 1945

Javier Castro. Periodista

El 8 de mayo de 1945, fue confirmada la capitulación del III Reich en Berlín. Alemania derrotada perdió toda existencia política. Sesenta y ocho años después todo es diferente.

El 5 de junio de 1945, los gobiernos de los Estados Unidos de América, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Reino Unido y el gobierno provisional de la República Francesa firmaron un documento mediante el cual asumían"la autoridad suprema de Alemania, incluyendo todos los poderes del Gobierno, el Alto Mando Militar y cualquier gobierno o autoridad estatal, municipal o local". Así, el territorio alemán se dividió en cuatro zonas bajo control de los aliados. Berlín, capital de Alemania, que fue liberada por las tropas soviéticas, también fue dividida en cuatro distritos.

Para la gestión del nuevo Estado, los aliados optaron por un modelo descentralizado: un gobierno central con poderes limitados y Estados(Länder), con amplia autonomía. Los consejos serían elegidos democráticamente, pero estarían sometidos al control de las potencias ocupantes. Asimismo, en aéreas de gobierno de vital importancia (Finanzas, Comunicaciones, Industria?) se estableció un consejo de vigilancia.

Alemania, pieza clave de la guerra fría

En 1949, EE.UU, Francia y Gran Bretaña fusionaron los territoriosque gestionaban en Alemania y, tras aprobarse la denominada"Grundgesetz" (Ley Fundamental) que, reformada,aún sigue en vigor, se creó la República Federal de Alemania (RFA), que al cabo de pocos años recobró parte de su soberanía, incluyendo la de poseer un Ejército.En respuesta, el 7 de octubre de 1949, la Unión Soviética promovió la fundación de la República Democrática Alemana (RDA) en la zona que se encontraba bajo su control militar. La unidad de los aliados, que apenas había durado cuatro años, saltó hecha añicos. La "guerra fría" había estallado. Alemania era una de sus piezas clave.

En cualquier caso, la URSS dejó abierta la puerta a una eventual reunificación de Alemania, pero su actitud cambió radialmente cuando, en 1952, las potencias de la OTAN y el entonces canciller alemán Konrad Adenauer rechazaron una propuesta de Stalin en tal sentido, que incluía una Alemania neutral, desmilitarizada y delimitada en su frontera oriental por la línea Oder-Neiss. A partir de entonces, Alemania adoptó los sobrenombres del "Oeste" y del "Este" u "Occidental" y "Oriental". La RFA y sus aliados de la OTAN no reconocieron el nuevo Estado y las relaciones entre los gobiernos alemanes fueron casi inexistentes.

Entre 1955 y 1969, la política exterior de la RFA se asentó en la denominada doctrina Hallstein, con la cual se arrogaba el derecho exclusivo de representar internacionalmente al Estado alemán, suceder al Reich y reivindicar el ejercicio de la soberanía efectiva sobre los territorios que controlaba el régimen de Hitler el 31 de diciembre de 1937. Además, a excepción de la Unión Soviética, no mantenía relaciones diplomáticas con ningún Estado que reconociera la soberanía de la RDA.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED