viernes, 22 de septiembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Crisis económica y cultura
Redacción

El sector del libro hace frente a la crisis

Título de la imagen

Antonio Mª Ávila, Director Ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España

El sector del libro, al igual que ha ocurrido en el resto de industrias culturales y en el resto de las industrias españolas, también se está viendo afectado por la situación de crisis económica y financiera. Conviene, no obstante, señalar que hasta el año 2010, el sector editorial se vio menos afectado que otros sectores. De hecho, el mercado del libro, de forma tradicional, ha tenido un crecimiento sostenido en torno a los valores del IPC, en los momentos de crecimiento y sin grandes caídas cuando se producían recesiones.

Uno de los aspectos que hay que recordar es que, como ocurre en el conjunto de la Unión Europea, la industria del libro constituye la primera industria cultural española. De hecho, a la espera de poder cerrar las cifras del año 2013, en el ejercicio 2012, la industria y el comercio del libro español en sus diversas facetas (mercado interior, mercado exterior, presencia de filiales, etcétera), obtuvo una cifra de facturación que se podría cuantificar en 5.461 millones de euros. De ellos, 2.542,89 euros corresponden al mercado interior, incluida la venta de derechos; 418,25 millones, al comercio exterior, incluido la venta de derechos; y el resto que correspondería al conjunto de la facturación de las filiales de editoriales españolas en América y Europa.

Dicho esto, la facturación del comercio del libro ha disminuido en los últimos diez años un 11,5%. Y esto se ha debido a varias causas que actúan de forma acumulativa a modo de "tormenta casi perfecta". Por un lado está la grave crisis económica y financiera que se inició en el 2007 y que aún se mantiene en el comienzo de 2014 y que, en el mundo del libro, como ya hemos señalado, comienza a notarse con fuerza a partir de 2010.

La caída del consumo, como en el resto de los sectores productivos, es una de las primeras causas que explicarían el descenso de la facturación. A ello habría que añadir una situación de falta de liquidez -el sistema financiero no ha conseguido garantizar en este tiempo el flujo de créditos, afectando notablemente al detallista-.

Reducción presupuestaria de las Administraciones Públicas

Si analizamos el resto de causas que explican la reducción de la facturación del sector viene derivada de los fuertes ajustes presupuestarios que se han producido en las Administraciones Públicas que han repercutido en las compras públicas para nuestro sistema bibliotecario. Así nos encontramos que las bibliotecas escolares, pese a lo previsto en el Artículo 113 de la Ley Orgánica de la Calidad de la Educación y que se ha mantenido en las sucesivas reformas, no acaban de desarrollarse y, de esta manera, muchos centros se encuentran sin recursos para la adquisición de fondos y para la formación del personal.

Otro de los pilares del sistema bibliotecario español, las bibliotecas públicas, no han tenido mejor evolución. En la primera oleada de recortes del sector público se incluyeron las partidas presupuestarias destinadas a la adquisición y renovación de fondos bibliotecarios, si bien su cuantía nunca superó los 100 millones de euros a nivel nacional. Se rompía así la tendencia que se había registrado tras la publicación, en 2007, de la Ley del Libro, la Lectura y las Bibliotecas para conseguir la media que recomiendan los organismos internacionales de 1,5 libros por habitantes y que, en 2010, se encontraba cerca de conseguir. Hoy, el programa impulsado por el Ministerio de Cultura y apoyado por las Comunidades Autónomas, ha desparecido, lo que nos vuelve a alejar de los estándares internacionales.

La misma tendencia que se observa en el sistema de bibliotecas públicas lo podemos observar en las bibliotecas universitarias. La reducción de los fondos para la adquisición de libros ha sido considerable, en torno a 170 millones de euros, lo que supone no sólo un perjuicio al sector editorial y a las librerías especializadas en temas académicos, también al conjunto de los alumnos y población en general.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED