jueves, 21 de septiembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Crisis económica y cultura
Redacción

España, la producción audiovisual en el contexto de la crisis económica

Título de la imagen

Ángel Badillo. Investigador Principal del Real Instituto Elcano para el área de Lengua y Cultura, y Profesor Titular del Departamento de Sociología y Comunicación de la Universidad de Salamanca

Las preguntas -más bien las dudas- en torno al futuro del cine son parte cotidiana del debate de las industrias culturales en los últimos años, en particular con el ascenso del ocio doméstico (in-home) y del consumo frecuentemente ilegal de contenidos audiovisuales a través de las redes telemáticas, cada día más rápidas y ubicuas. La producción cinematográfica, sin embargo, no es la parte de la cadena de valor audiovisual que se está resintiendo de estas presiones, al menos así lo muestran los datos difundidos por UNESCO en el reciente informe Emergingmarkets and thedigitalization of the film industry (2013).

Desde 2005, cuando se produjeron en todo el mundo 4.818 largometrajes destinados a las salas, la producción mundial de cine se ha incrementado un 36%. Los datos de UNESCO muestran una ligera caída en la producción cinematográfica de la India en los últimos años, un ligero crecimiento en EEUU, Japón y Francia, y el espectacular despegue de la producción británica y china -esta última ha pasado de 260 largometrajes en 2005 a 584 en 2011-. Aunque alrededor de 80 países producen anualmente alguna película, el conjunto de la producción cinematográfica mundial está muy concentrado: los siete países más activos en este campo producen alrededor del 57% del cine que se exhibe en todo el mundo. De los diez mayores productores, sólo la India y Japón -además de EEUU de manera indirecta- no cuentan con sistemas de ayudas públicas a la producción cinematográfica.

España, noveno productor mundial

El noveno puesto de España en esta clasificación muestra el crecimiento del audiovisual durante la década y la cifra casi récord de producciones de 2011 fue superada en los últimos años sólo por los 216 largometrajes del año 2009. Es una producción que genera progresivamente más beneficios en el mercado exterior, aunque el camino de la internacionalización de la producción audiovisual española todavía tiene mucho trecho que recorrer. En 2012, las ventas internacionales de nuestros productos audiovisuales supusieron 94 millones de euros. Aunque el cine ha tenido un recorrido más que irregular durante esta última década, la producción audiovisual destinada a televisión va camino de duplicar sus cifras en 10 años, y ya supone casi la mitad de las exportaciones audiovisuales totales, según la Federación de Asociación de Productores Audiovisuales de España (FAPAE).

Con el apoyo de ICEX y su iniciativa Audiovisual fromSpain, los productores españoles están tratando de mejorar el resultado de su estrategia exportadora, aumentando sus ventas y, sobre todo, diversificando los destinos. Tanto FAPAE como ICEX confirman en sus datos que Europa es la destinataria mayoritaria de las exportaciones audiovisuales españolas -el caso de Portugal es abrumador hasta la agudización de su crisis económica (véanse datos de ICEX, 2013)-, mientras que las exportaciones hacia EEUU y América Latina crecen lentamente (FAPAE, 2012). En todo caso, según la Federación de Productores Audiovisuales, 300 empresas participaron en 2012 en alguna de las actividades internacionales de promoción del mercado audiovisual (MIPCOM, MIPTV o NATPE, entre otras), lo que demuestra el interés que suscita la proyección exterior para el sector.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED