martes, 24 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Elecciones Europeas
Redacción

Elecciones al Parlamento Europeo: esta vez es diferente

josep borell

Josep Borrell. Ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas. Ex-presidente del Parlamento Europeo

La Unión Europea está viviendo un momento difícil. La llamada crisis del euro es una de las crisis económicas más graves desde el fin de la Segunda guerra mundial. El euroescepticismo ha aumentado y en España hemos pasado del entusiasmo a la desafección.

En este contexto se plantean las próximas elecciones europeas. Pueden reflejar esta crisis existencial de la UE pero también pueden ser una buena ocasión para avanzar en la construcción de una Unión Europea más democrática y más capaz de resolver los problemas de sus ciudadanos.

Hasta ahora hemos vivido una curiosa experiencia con respecto al PE. A medida que sus poderes han ido aumentando, la participación electoral ha ido disminuyendo (62 % en 1979, 43 % en 2009). Votaban mucho más los europeos para elegir sus representantes cuando el PE era una gran cámara de debate, sin poder de decisión concreto, que cuando se ha convertido para muchas de las políticas de la UE (aunque todavía le faltan),en un legislador con igual peso que el Consejo Europeo.

Al mismo tiempo, la UE se ha ido trasformando desde una entidad de naturaleza básicamente económica a una entidad política que necesita de mayor legitimidad democrática para funcionar. La crisis ha puesto de relieve esta mayor necesidad de legitimidad democrática porque ha exigido por un lado más solidaridad y por otro, más sacrificios. Y ambas exigencias son de naturaleza fundamentalmente política y solo pueden ser reclamadas por órganos dotados de una fuerte legitimidad representativa.

Pero en esta ocasión hay cambio sustantivos que la diferencian de anteriores elecciones. Por eso el PE ha escogido el slogan "Esta vez es diferente", para animar la participación.

Es diferente porque las cuestiones europeas ya no parecen tan distantes, el consenso básico acerca de la integración europea se ha debilitado y las actitudes con respecto a la Unión Europea han cambiado radicalmente. Las elecciones del 2009 tuvieron lugar antes de que empezara la crisis del euro y la UE aparecía todavía como una protección contra la crisis financiera mundial. Ahora los europeos sufren los problemas de la unión monetaria y de las políticas de austeridad impuestas para hacerle frente. Se ha producido una gran división entre el Norte y el Sur de Europa acerca de lo bien fundado de esas políticas y de las ayudas financieras que unos países han tenido que conceder a otros.

Hoy se percibe la trascendental importancia de las políticas que se deciden en "Bruselas". Los ciudadanos sienten que pueden cambiar su gobierno, pero al final no cambian de políticas porque estas se deciden en el ámbito europeo. Ello debería incentivar la participación electoral, sí los ciudadanos perciben que realmente se les presentan alternativas concretas y factibles a escala europea para hacer frente a la crisis.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED