domingo, 22 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Elecciones Europeas
Redacción

Los posibles efectos de la próxima elección parlamentaria europea desde América Latina

Título de la imagen

Roberto Duran. Profesor en el Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad Católica de Chile

Conforme se aproxima la renovación electoral del Parlamento Europeo a fines de mayo próximo, en diversos medios de comunicación y en ámbitos académico-intelectuales latinoamericanos se observa un creciente
interés sobre las proyecciones que tendrán sus resultados en el proceso unificador europeo propiamente tal y para con los vínculos europeo-latinoamericanos. 

Un rasgo que llama la atención de sectores sociales y políticos latinoamericanos es la persistencia del denominado déficit democrático en la institucionalidad política de la Unión Europea, particularmente lo que atañe a la legitimidad de su Parlamento. No pasa inadvertido que el respaldo electoral de varios de estos representantes tenga un menguado apoyo electoral, como fuera la tónica de la última elección parlamentaria europea el 2009. Por su lado, el grado de representatividad de los parlamentarios latinoamericanos presenta situaciones similares, particularmente notorio en aquellos países en los cuales el voto no es obligatorio.

La representatividad efectiva de los parlamentos es tema muy sensible al momento de evaluar la calidad del régimen democrático y los pronósticos al respecto no son los mejores en ambos contextos. En el caso europeo, la falta de confianza en la representatividad ciudadana equivale a una desconfianza en el ideario de launificación. Ello se agrava en la medida en que el régimen político parlamentario constituirá el armazón del futuro sistema político europeo.

Por su lado, la apatía ciudadana latinoamericana denota una postura crítica respecto de la forma y de los procedimientos que implementa la democracia representativa en la región. En ambos casos es verificable una inquietante disonancia entre las pretensiones ciudadanas y la conducción de la institucionalidad política.

Hay una notoria involución en la apreciación social de la acción política. Lo anterior pone de relieve otro tópico no menor; esto es el cuestionamiento del quehacer político como resultado del papel asumido en ello por los partidos y diversas organizaciones político-ideológicas. Hay una notoria involución en la apreciación social del status de la acción política, producto del desapego desarrollado desde hace un tiempo por determinadas élites partidistas frente a las expectativas de la ciudadanía.

Es un comportamiento desacompañado entre grupos institucionalmente organizados y las exigencias de grupos y/o asociaciones ciudadanas mejor informadas y crecientemente conscientes de sus intereses. Las movilizaciones sociales en varios países latinoamericanos desde el inicio de esta década, así como el descenso en la popularidad de varios gobiernos europeos frente a la crisis financiera en el mismolapso corroboran ampliamente estas hipótesis.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED