sábado, 16 de diciembre de 2017
logo economy journal

Lilia Cisneros Luján. Abogada, escritora, periodista y locutora

Con la globalización, la filantropía se hace corporativa encareciendo el manejo de las "empresas no lucrativas". Los vicios del mercado atrapan a las organizaciones sociales, con el riesgo de caer en prácticas corruptas y convertirse -consciente o inconscientemente- en medios para el lavado de dinero o en escaparates publirrelacionistas, con fines políticos o de promoción no necesariamente altruista.

Si antaño algunas organizaciones de beneficencia eran escondites de pervertidos o sociópatas, al imponerse los valores capitalistas, muchas de ellas -por la necesidad de contar con recursos financieros- sucumben a los esquemas que pervierten el origen de su trabajo, en aras de la profesionalización y otros temas que han convertido el voluntariado en un producto más del consumo neoliberal, que hace su agosto en empresas de cursos para procuración de fondos, desarrollo de profesionales del sector no lucrativo etc., sin pagar impuestos ¡Claro!

Los millones "donados" al Sr. Arne Ausden Ruthen Haag, (Jefe delegacional de extracción panista en la ciudad de México) obligan a tocar un tema que por su misma esencia pretende ser sagrado: las obras pías. Cuando el amor al prójimo deja de lado a la humildad como control, el altruismo se prostituye y degenera en aberraciones que van desde el hipócrita encubrimiento de la culpabilidad, pasando por la usurpación del mérito, hasta el extremo de pretender sublimar lo perverso, ilícito y fraudulento.

Para la ínfima minoría que ha logrado salvarse de la desmovilización y disgregación de la humanidad a la que los poderes transnacionales con el apoyo de los medios le han conducido, el donativo ofrecido (1) primero a la delegación Miguel Hidalgo y luego al Fideicomiso de la misma demarcación presidido por su titular, no es otra cosa que un vil soborno elevado al plano del cinismo, al pretender que con dicha aportación la autoridad se obligue a hacerse de la vista gorda en el cumplimiento de la ley, además de entregar alguna suerte de documento con valor fiscal por el delito intentado. Estos son a que negarlo los riesgos de la deducibilidad, que por presiones políticas se otorga sin cortapisas y se niega si acaso se carece de contactos o se ha caído en desgracia.

La gran mayoría de los benefactores famosos que usted pueda nombrar tienen en común el hecho de no haber aportado lo propio y gozar de una impresionante habilidad para reunir los recursos de otros para así caravanear con sombrero ajeno. Salvadas las honrosas excepciones, casi no habría fundación o fideicomiso exento de un escándalo como el del inocente -¿Será?- "Arnito". Un auténtico chapulín colorado, tendría mucha tela para cortar, hurgando en el sospechoso fideicomiso y en otros tantos grupos establecidos para crearle opciones de maniobra a ex-presidentes, darle posibilidades de lucimiento a damas o caballeros de alcurnia, prenderle reflectores a los amantes del protagonismo, servirle de tapadera o trampolín hacia el poder a empresarios inquietos o políticos bisoños, permitirle una escenografía agradable a empresas en situación de riesgo, birlarle impuestos al fisco o simplemente limpiar dinero.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED