viernes, 20 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La crisis de los Partidos Políticos
Redacción

La crisis de los partidos políticos en Latinoamérica

Javier Urrea Cuéllar. Politólogo de la Universidad Javeriana de Colombia

Las negativas apreciaciones sobre las instituciones democráticas y los partidos políticos ya sea a través de las encuestas o a través de la abstención, nos conducen a indagar cuáles son los elementos que explican el estado actual de los gobiernos latinoamericanos y de qué manera influye el comportamiento y accionar de los partidos políticos en la maduración o debilitamiento de la democracia en nuestra región. En ese sentido, podemos señalar tres características básicas a tener cuenta para explicar los retos democráticos y su relación con la crisis de los partidos políticos.

Un primer elemento, consiste en la importancia de la responsabilidad política. No basta con estudiar la forma tradicional de las instituciones políticas y las debilidades de los mecanismos de representación. Se debe tomar en cuenta también, las percepciones ciudadanas y la manera en que éste afecta a las instituciones democráticas. El valor subjetivo es de primordial importancia, sobre todo cuando los espacios de comunicación entre el gobierno y la sociedad son limitados o inexistentes. En este sentido de responsabilidad política, resulta pertinente reforzar los vínculos entre los ciudadanos, las organizaciones civiles y las instituciones formales de gobierno.

Un segundo factor se concentra en la calidad y la eficiencia de las instituciones democráticas, incluyendo las organizaciones partidarias. No sólo se trata de cumplir, sino también de mejorar las acciones institucionales en función de la representación, mediación y agregación de intereses. Si a partir de la hipótesis de que las instituciones representativas de la región son aún débiles, nos debemos preguntar si esta debilidad es solamente temporal o más bien estructural y hasta que punto se convierte en responsabilidad de los partidos políticos.

Y un tercer elemento se fundamenta en la lucha contra la corrupción política. Es importante comprender cómo las "crisis de los partidos" en los países latinoamericanos está directamente relacionada con los niveles de corrupción de sus gobernantes, y que, en consecuencia, el tema de la anticorrupción debe ser una prioridad de los gobiernos latinoamericanos, no sólo para superar el declive de las instituciones partidarias, sino también para aliviar la tendencia generalizada de desencanto e insatisfacción con la democracia.

Descrédito y desinterés por la política

Uno de los factores que desencadena en la inconformidad con los partidos políticos es el descontento con las formas habituales de hacer política. La práctica política se ha mostrado incapaz de producir y reproducir el sentido del orden democrático. Las organizaciones partidarias son cada vez más especializadas y burocratizadas, de tal forma que no aseguran identidades colectivas y mucho menos crean sentidos de pertenencia. Esto conduce a que la sociedad se enfrente a ciertas dificultades de arraigo con las organizaciones políticas.

Dentro de las cotidianas formas de hacer política, el ciudadano común ve con recelo a aquellos partidos políticos que aún conservan la atracción por el discurso abundante y redundante. Esto suele ocurrir sobre todo en campañas electorales, donde los candidatos del partido, asumen todo tipo de compromisos con el electorado, para luego no sólo incumplir, sino hacer exactamente lo contrario. En la lógica electoral, Lazarte hace referencia a esta clase de partidos como catch all party o "partido atrápalo todo" que devalúan el discurso político haciéndolo sospechoso y detestable.

El comportamiento indiferente hacia los partidos, también es provocado por el distanciamiento ideológico. En este sentido, la racionalidad ciudadana para participar en comicios y eventos electorales, depende más de intereses individuales para solucionar problemas concretos; que de intereses sociales basados en la pertenencia ideológica. Al ciudadano no le interesa la política, a menos que con su participación y voto obtenga un beneficio de los partidos políticos.

La clara tendencia de malestar con la política se logra ver reflejada en el incremento del voto en blanco, el aumento del abstencionismo, el desinterés por las campañas electorales y el deceso de identidades partidarias.

El abstencionismo se presenta como un fenómeno de apatía participativa y se manifiesta como una penalidad para los partidos políticos. Las razones de su aparición están vinculadas con el desinterés y distanciamiento entre los ciudadanos y las instituciones políticas y sus representantes. Paralelamente, las demandas sociales antes canalizadas por los representantes partidarios, ahora se expresan cada vez más de manera directa a través de acciones y protestas ciudadanas produciendo un conflicto social. La población prefiere actuar directamente porque desconfía de los partidos políticos y sus dirigentes.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED