jueves, 19 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Inmigracion
Redacción

Las cárceles de la vergüenza

José Villahoz Rodriguez. Licenciado en Derecho y en Sociología

En la primera semana de noviembre se recordaba el veinticinco aniversario de la caída del "muro de Berlín" en 1989, tantas veces llamado "muro de la vergüenza". Desaparecían, en efecto, las últimas fronteras interiores de la Unión Europea, pero se iban levantando nuevos muros fronterizos en el sur de Europa .Al parecer debíamos protegernos ante la "grave amenaza" de la llegada de personas procedentes de terceros países que deseaban llegar a Europa.

El drama de la inmigración este año se ha hecho más patente que nunca en el Mediterráneo, siendo "el destino más peligroso del mundo para la migración irregular" según el Informe de la Organización Internacional de Migraciones, publicado a primeros de este mes de octubre. En los primeros diez meses del año han perdido la vida 3.072 personas en el área mediterránea, casi mil muertos más que en todo el año 2013. Y, en este panorama el Estado español habría de jugar, está jugando de hecho, un papel especial.

Nos referiremos en especial a las personas migrantes que proceden del norte de África, del África Subsahariana o del Oriente Medio que tratan de llegar a Europa desde África y se topan con España en tres de los puntos más cercanos: dos, aún en el continente africano, Ceuta y Melilla, y el tercero en la costa de la Península más próxima, la costa de la provincia de Cádiz.

¿Cuantas personas migrantes están llegando hacía esos "puntos de entrada"?

Las cifras ofrecidas por el Ministerio del Interior son las siguientes: en el año 2012 entraron en Ceuta y Melilla 2.841 personas y en el año 2013, 4.235 personas, observándose un notable incremento; por otra parte, la cifra de personas llegadas en embarcación a la Península ha disminuido: 3.631 personas en el año 2012 y en el año 2013, 3.041 personas.

La cárcel, destino de las personas que entran de forma irregular

¿Qué les espera a esas personas que entran o tratan de entrar, de forma irregular, a través de esos puntos de entrada en Europa? Con algunos matices que a continuación comentaremos, el destino es el mismo: la "cárcel" si logran llegar o entrar, y el peligro extremo para la vida de las personas que conlleva el intento: bien la travesía del Estrecho de Gibraltar en frágiles embarcaciones, bien los saltos de valla o intentos de entrada a nado en Ceuta o Melilla.

En este momento hay que recordar que actualmente se encuentra en construcción muy avanzada, la que se denomina la "cuarta valla" en Melilla. Del lado marroquí una nueva valla de 2,5 o 3 metros se está levantando con una parte previa de concertinas con cuchillas, en módulos de tres partes y a continuación un foso, a unos cincuenta metros de la "valla española". Y en Ceuta se trabaja para alargar el dique de separación entre Marruecos y España para evitar la entrada a nado.

Si se logra entrar en Ceuta o Melilla (por medio de saltos de valla, ocultos en vehículos, con documentación falsa, etc.) o en la Península a través del Estrecho de Gibraltar (por medio de embarcaciones, ocultos en vehículos, con documentos falsos, etc.) el resultado viene a ser el mismo: las personas se encuentran "encarceladas".

Las ciudades de Melilla y Ceuta están consideradas como "ciudades cárceles", a pesar de que la estancia en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) es voluntaria y las personas pueden salir y entrar libremente en el Centro. Pero, ¿Qué sucede en Melilla y en Ceuta? En estos centros dependientes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social existe un problema de falta de espacio, con el consiguiente hacinamiento de personas en sus instalaciones, sobre todo en el de Melilla, que en los últimos meses se encuentra al doble de su capacidad, habiendo dado lugar a la implantación de grandes tiendas de campaña para albergar a las personas que llegan. Estas aglomeraciones producen necesariamente una deficiente atención a las personas alojadas por falta de recursos.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED