miércoles, 23 de agosto de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Inmigracion
Redacción

La inmigración por el sur de Europa. Lampedusa y Canarias, islas y tragedias

Juliana Bertucci Busso. Periodista

"Sentí que mis pies estaban mojados. En un principio no quería pensar en nada. Luego me puse a gritar. Dos hombres comenzaron a pelearse. Yo no sabía lo que estaba pasando." Samuel tiene 23 años, es un inmigrante de Eritrea. Contó esto cuando el salvamento marítimo lo puso en tierra, en la pequeña isla italiana de Lampedusa.

"Media hora más tarde, el agua estaba por encima de mis pies. La gente utilizaba todo lo que tenían encima para achicar la barca. Las mujeres lloraban. Incluso los hombres lloraban. Algunos rezaban. Realmente, pensé que iba a morir". La historia de Samuel ha sido extraída de la web de Frontex, la agencia europea para el control de las fronteras.

Las noticias de los últimos días sobre la inmigración africana que intenta llegar a Europa encogen los corazones y abren nuevamente los debates sobre cómo actuar ante tanta muerte injusta.

La desesperación viaja en barcaza

La isla de Lampedusa es la mayor de las Pelagias. Se ubica justo debajo del país con forma de bota, tal como de niños veíamos Italia. Debajo de esa bota, como si el planeta se hubiese empeñado en dar un pisotón a los más débiles, se ubica la última isla italiana en el Mar Mediterráneo. Un pequeño trozo de tierra, de apenas 20 kilómetros cuadrados, que recibe desde hace dos décadas inmigración ilegal proveniente de África. Apenas unos 113 km separan a Túnez de Lampedusa. Es desde las costas tunecinas donde parten las barcazas repletas de víctimas de las mafias. Esta es la última travesía de las tantas que realizan los inmigrantes.

El centro de reclutamiento se sitúa en Trípoli, Libia. Allí pagan unos 1.200 euros a los traficantes que los transportan en camiones hasta llegar al puerto. Después, como sardinas suben a las bodegas de los barcos pesqueros, viejos, oxidados, donde apenas hay un baño que ellos no utilizan. Es importante permanecer quietos, mantener el equilibrio durante las más de 20 horas que dura la travesía.

La mayor tragedia se vivió en Lampedusa el 3 de octubre de 2013. Un pesquero atiborrado de eritreos y somalíes partió hacia aguas europeas. Eran casi 500, o más. Es una cifra no oficial que dieron algunos de los 155 supervivientes rescatados. Según ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados: "El barco se paró a media milla de la costa. Esperaban ser avistados y rescatados. Varios barcos de pesca pasaron cerca sin prestarles ayuda. Entonces, prendieron fuego a ropas y mantas para atraer la atención sobre su presencia. Finalmente el barco fue divisado por una embarcación turística que dio la voz de alarma". Lo que sigue es la tragedia. Se lanzaron al agua sin saber nadar. 359 personas -entre ellas 16 niños- perdieron la vida.

Es indiscutible la solidaridad del pueblo italiano, pero los supervivientes declararon que tres barcos pesqueros pasaron cerca y no les ayudaron. Probablemente se protegían de la ley migratoria conocida como Bossi-Fini, fuertemente criticada por la alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, que choca con el deber del auxilio y es aplicable a los que ayuden a barcos de indocumentados en apuros.

Pero las noticias sobre los naufragios a veces no llegan a los países de origen, o mejor dicho, las mafias prefieren que no lleguen. Al cumplirse una semana y un día de la tragedia de Lampedusa, cuando los buzos de la guardia costera italiana aún rescataban cadáveres del último naufragio, la muerte vino otra vez en barcaza. Esta vez la tragedia tuvo lugar en el canal de Sicilia. Unos 250 ocupantes de una barcaza intentaban hacerse ver por un helicóptero de salvamento maltés, pero la embarcación se hundió. 206 inmigrantes fueron rescatados y 34, entre ellos 10 niños, murieron. El naufragio se produjo entre Malta y Sicilia.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED