martes, 24 de octubre de 2017
logo economy journal

Carmen P. Flores. Periodista

La crisis sigue golpeando con fuerza a los países más pobres de la Unión Europea; Grecia sufre, de manera más evidente, las consecuencias de la misma. A primeros de este año, tras el cambio más radical de su historia, en el país de los grandes filósofos, la ilusión y la esperanza volvieron a sus sufridos habitantes.  

Veían en Tsipras la espada justiciera que les devolviera el honor por las graves presiones inducidas por la troika que han arruinado sus vidas y haciendas. Los ciudadanos griegos, en su mayoría pertenecientes a las clases medias y bajas han sufrido, en sus propias carnes, la dureza de las medidas impuestas desde Bruselas, sin que los gobiernos de los partidos de siempre hayan encontrado hasta ahora remedio para su postración. El país que está inmerso en una deuda impagable, y los ciudadanos en la desesperación, caminan como zombis en medio de una Europa que no les entiende ni les perdona. Por eso la pregunta sigue siendo ¿Cómo se ha llegado a esta situación? ¿Por qué no se ha buscado antes una solución menos traumática para los griegos?.

Ya en el 2010, el eurodiputado Daniel-Cohn Bendit, conocido como Dani el Rojo decía en el Parlamento Europeo, que pese a la crisis y a la deuda que ya era muy alta, París y Berlín dieron prioridad a que Atenas no rebajase su gasto militar. Esa misma afirmación la reiteró el eurodiputado alemán nacido en Francia, en el 2012, pero nadie le hizo el menor caso ¿Por qué? Quizás porque Grecia, por aquel entonces, era uno de los excelentes compradores de armas de las dos grandes potencias europeas y no convenía que se despistase. Un detalle que no nos debe hacer olvidar de que hay más elementos que han hecho que la crisis de Grecia sea especialmente diferente.

Una posible salida del euro saltaron las alarmas

Cuando el nuevo gobierno llegó a plantear públicamente la salida del euro, las alarmas saltaron en todas las cancillerías. No solo Bruselas estaba en contra, sino Francia, Alemania, USA, y algún otro país se preguntaron ¿Podría Grecia en su desesperación buscar apoyos en Rusia? A ninguno de los líderes se les escapaba esa posibilidad, y las consecuencias geopolíticas que la posible actuación griega suponía. Por eso, inesperadamente, se produjo un cambio en la estrategia común. No se trataba ya, de imponer las mismas condiciones al nuevo gobierno salido democráticamente de las urnas, sino de negociar una salida pactada, en la que quedara claro, aunque solo fuera en apariencia, quién manda en Europa, pero sin traumas.

Por lo que parece, Tsipras ha escenificado bien esta especie de baile de seducción y la pareja comienza a animarse. Aún queda mucho por negociar entre el nuevo gobierno Griego y la Unión Europea -una de las novedades es borrar de la memoria colectiva la palabra troika- pero las condiciones, que están aún por llegar, podrían resultar "menos duras" e inasumibles que las que hasta ahora han tenido que soportar los ciudadanos griegos, por mucho que tal hecho indigne a los gobiernos de España, Italia y Portugal, a los que también habrá que conformar de alguna manera.

A lo largo de estas páginas encontrarán material suficiente para comprender lo que está sucediendo en Grecia. Los autores de los artículos son reconocidos expertos en la materia. Además les mostraremos el papel que han jugado determinados colectivos, sobre todo las mujeres que aunque han estado bastante a la sombra mediática, tienen un papel muy importante en el conflicto.

¿Cómo terminarán las negociaciones? Seguro que nuestros articulistas nos mostraran algunas de las claves que intentarán resolver lo que se ha venido en denominar, especialmente en Berlín, como "el problema griego".

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED