sábado, 16 de diciembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: Grecia (I)
Redacción

Grecia, sufriendo décadas de gasto miliar desmedido

Título de la imagen

Frank Slijper. Investigador en armamentismo

Grecia, como es bien sabido, se encuentra en una profunda crisis financiera, económica y social. La deuda nacional griega alcanzó niveles críticos en 2010, tras lo cual recibió paquetes de préstamos de rescate financiero del FMI y de otros países de la UE, a la vez que el Gobierno imponía medidas de austeridad. Evidentemente, todo ello fue controvertido y generó un intenso debate sobre qué fue lo que se hizo mal, quiénes eran los responsables y cómo podía solventarse esta situación extrema.

La cuestión del gasto militar desmedido se mantuvo en segundo plano hasta que los Gobiernos de los países prestamistas -como Francia y Alemania- comenzaron a insistir en la prioridad de saldar las facturas pendientes a los proveedores de armas de sus respectivas jurisdicciones, mientras que, al mismo tiempo, reclamaban recortes en gasto público y otras medidas de austeridad. El impacto de estas medidas ha sido devastador para muchas personas y se espera que persistan las duras condiciones.

Desde el inicio de la crisis, la tasa de desempleo se ha doblado, pasando del 9,4% en 2009 al 20% en noviembre de 2012, con lo que se ha convertido en la segunda más alta de Europa. El desempleo juvenil griego, de menores de 25 años, fue el más alto (57,6%) en 2012, frente al promedio del 24,4% de la eurozona. Grecia ha sido el país europeo que más ha gastado en términos relativos en el ámbito militar en la mayoría de los últimos 40 años -hasta alcanzar el doble de porcentaje de su PIB en defensa que la media europea- pasando de un promedio del 6% en los años 70 y 80 a un 3% en la primera década del presente siglo. Según el economista griego Angelos Philippides, si se contabilizara el extraordinario gasto militar de Grecia de las últimas décadas, "actualmente no existiría deuda".

A pesar de su grave crisis económica y financiera, Grecia es hoy en día uno de los pocos miembros de la UE que destina más del 2% de su PIB a las fuerzas armadas. La economía griega se ha contraído un 20% desde 2008 y se prevé que esta contracción ascienda al 25% en 2014. La columnista del New York Times Judy Dempsey ha sintetizado las consecuencias: las clases baja y media -no la próspera comunidad empresarial- son las que han sido castigadas más duramente. El FMI y la Comisión Europea han impuesto medidas de austeridad más estrictas a cambio de garantías sobre los préstamos. El resultado es que las pensiones y la asistencia sanitaria han sufrido drásticos recortes. Como ya hemos señalado, el gasto miliar también cayó de forma significativa, pero solo entre 2009 y 2010, para experimentar un leve crecimiento en 2011. Se espera que los datos aún no publicados relativos a 2012 y 2013 muestren nuevas reducciones en el gasto militar.

Presupuesto de 2009 en Defensa: 7.200 millones de euros

Según el SIPRI, estos recortes provendrían en gran medida de drásticos recortes en salarios y pensiones, que han afectado a todos los trabajadores del sector público. Bajo el programa de rescate copatrocinado por el FMI y la UE, con préstamos extraordinarios de emergencia de 130.000 millones de euros hasta 2015, Atenas aceptó un recorte en gasto de defensa por valor de 400 millones de euros. Según Dempsey existen, sin embargo, "razones políticas para eximir de recortes a las fuerzas armadas. El cierre de algunas de las 500 bases militares y 17 centros de entrenamiento significaría enviar a decenas de miles de jóvenes soldados a las bolsas de desempleo, añadiendo un nuevo factor de peligro para el malestar social". Ahí donde se han aplicado los recortes, "los salarios y no los arsenales son los que se han visto afectados; Grecia ya dispone de un amplio arsenal militar suficiente para un pequeño país y tiene capacidad de defensa suficiente", según un investigador asociado del Instituto para el Análisis de Seguridad y Defensa de Atenas.

El presupuesto militar griego tocó techo en 2009, con 7.200 millones de euros. Mientras que la mayoría de países redujo sus presupuestos después de la Guerra Fría, Grecia lo hizo solo marginalmente, incrementándolo nuevamente desde 1993 y aún más a partir de 2004. Ya en 2006, un alto cargo militar cuya identidad fue mantenida en el anonimato afirmó: "El gasto excesivo de los últimos diez años ha causado la acumulación de obligaciones excesivas para los servicios financieros por contratos existentes, ascendiendo a más de 9.500 millones de euros". Las antiguas tensiones entre Grecia y Turquía sobre el mar Egeo y Chipre han servido para justificar los elevados niveles de gasto.

Dichas justificaciones, sin embargo, han perdido gran parte de su credibilidad desde que ambos países se integraron en la OTAN y disminuyeron las tensiones. En 2010, Turquía retiró a Grecia de su lista de posibles amenazas y ambos han emprendido esfuerzos para resolver sus disputas marítimas. El ex-viceministro de Defensa griego, Panos Beglitis, advirtió: "¿Cómo podríamos decidir reducir el gasto militar a un nivel inferior al que podría poner en peligro nuestra seguridad nacional? Todo depende de los turcos". A principios de 2010, Egemen Bagis, el principal negociador turco con la UE, afirmó que, para ayudar a Grecia a salir de su "desastre económico" y reducir las tensiones regionales, Ankara respondería si los griegos congelaban o recortaban su abastecimiento militar. "Una de las causas de la crisis económica en Grecia ha sido tratar de competir con Turquía en términos de gasto militar", manifestó Bagis, a la vez que criticaba a Alemania y Francia por buscar vender equipamiento militar a Grecia y, por otro lado, presionar a Atenas para que aplicara recortes drásticos en gasto público.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED