jueves, 17 de agosto de 2017
logo economy journal
< ver número completo: TTIP
Redacción

El TTIP, una salida en falso para Europa

Ernest Urtasun

Europa trata de salir, despacio, de la Gran Depresión iniciada tras la caída de Lehman en 2008. Los historiadores sin duda calificaran este período económico vivido por el continente como el más duro tras los años 30 del siglo pasado. Una etapa muy difícil, agravada por una política económica profundamente errática y un diseño del gobierno de la zona euro irracional y que ha alargado la crisis y el sufrimiento de muchos ciudadanos y ciudadanas mucho más que en otros bloques económicos del planeta.

Europa trata de salir, despacio, de la Gran Depresión iniciada tras la caída de Lehman en 2008. Los historiadores sin duda calificaran este período económico vivido por el continente como el más duro tras los años 30 del siglo pasado. Una etapa muy difícil, agravada por una política económica profundamente errática y un diseño del gobierno de la zona euro irracional y que ha alargado la crisis y el sufrimiento de muchos ciudadanos y ciudadanas mucho más que en otros bloques económicos del planeta.

Más allá de estas consideraciones, la crisis ha hecho que en Bruselas y en otras capitales europeas hayan querido poner encima de la mesa la falta de competitividad de la economía europea como factor determinante de las dificultades económicas de Europa. Una lectura a mi juicio equivocada, cuando no malintencionada, ya que la crisis europea ha sido una crisis provocada por el sobrendeudamiento y la consiguiente quiebra del sistema financiero. Un sobreendeudamiento provocado por una distribución cada vez más desigual de la riqueza, que ha hecho del crédito el único factor de sostenimiento de la demanda agregada en muchos países europeos, siendo España un caso paradigmático de este fenómeno. La falta de inversión y la raquítica demanda han sido dos factores determinantes provocados por un capitalismo de rentistas que sustrae cada vez más recursos a la economía productiva y destruye nuestro tejido industrial.

Sirva esta reflexión para hacer una enmienda a la totalidad a la supuesta "crisis de competitividad" de la economía europea como factor determinante del bloqueo económico continental. La carrera por la contención salarial sólo ha permitido continuar con una pauta recurrente en los últimos años como es una cada vez mayor transferencia de la renta del trabajo hacia el capital. Europa no podrá competir jamás vía salarios frente a las economías emergentes. Se puede buscar ganancias de competitividad en otros campos como por ejemplo, ahora sí, el ahorro y la eficiencia energética. Pero los males estructurales de la economía siguen siendo, a mi juicio, su escasa demanda e inversión.

Hago esta reflexión inicial, y entrando ya en materia, porque el Tratado Transatlántico de Libre Comercio, o TTIP en sus siglas en inglés, es vendido por sus defensores como uno de los ejes angulares de una nueva estrategia de crecimiento europea basada en la mejora de nuestra competitividad libre comercio mediante.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED