jueves, 14 de diciembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: TTIP
Redacción

Retos y Oportunidades del TTIP

Título de la imagen

La Unión Europea, con más de quinientos millones de habitantes, es la mayor economía mundial y la primera potencia comercial. Con apenas el 7% de la población mundial, genera más de la cuarta parte de la riqueza mundial. Sin embargo, las políticas de "austericidio" aplicadas en la UE han dado lugar a que sea también la zona económica donde mayor ha sido el impacto de la crisis, convirtiéndose en la región con menor capacidad de crecimiento, con más destrucción de empleo y con mayor aumento de riesgo de pobreza y desigualdad.

La Unión Europea, con más de quinientos millones de habitantes, es la mayor economía mundial y la primera potencia comercial. Con apenas el 7% de la población mundial, genera más de la cuarta parte de la riqueza mundial. Sin embargo, las políticas de "austericidio" aplicadas en la UE han dado lugar a que sea también la zona económica donde mayor ha sido el impacto de la crisis, convirtiéndose en la región con menor capacidad de crecimiento, con más destrucción de empleo y con mayor aumento de riesgo de pobreza y desigualdad.

Para crecer y salir de la crisis hay que aplicar políticas que impulsen el crecimiento, encaminadas a aumentar el output potencial de la economía sobre las bases de una economía competitiva y eficiente. Promover el comercio es un instrumento de política económica fundamental para impulsar la competitividad, el crecimiento y el empleo de calidad, sin necesidad de incurrir en mayor gasto público. Requiere desarrollar una política de acuerdos comerciales que contribuya a abrir más mercados suprimiendo barreras, especialmente en aquellos países que crecen más y de manera más sostenida.

El TTIP es un proyecto de enorme trascendencia económica porque daría lugar a la mayor área de libre comercio del mundo: con una población de 820 millones de personas, un PIB equivalente al 60% del PIB mundial y un volumen de transacciones comerciales valorado en la actualidad en 960 mil millones de euros al año. El acuerdo tiene, además, una gran trascendencia geopolítica porque fortalecería el liderazgo internacional de la UE en el nuevo escenario mundial que cada vez está más desplazado hacia China y el Pacífico.

El comercio exterior da trabajo en España a alrededor de un millón seiscientos mil personas cuya cualificación y nivel salarial medio son superiores a los de los sectores no exportadores. La depreciación del euro está estimulando las exportaciones, pero se trata de una situación coyuntural fruto de la política monetaria expansiva del BCE que no puede perdurar en el tiempo. Por eso, es necesario acudir a políticas estructurales que faciliten el comercio de forma permanente. Dado que la economía española tiene que cumplir los objetivos de déficit, que su nivel de endeudamiento es muy elevado al superar ya el 100% del PIB y que soporta un elevado nivel de paro, resulta evidente la importancia de la política comercial.

EL PSOE sigue defendiendo el comercio justo y bien regulado


Según los estudios de impacto del TTIP realizados que tienen en cuenta la perspectiva de los diferentes Estados miembros, el impacto varía según las características geográficas, la dotación de infraestructuras y la especialización económica. España sería el cuarto país más beneficiado del Acuerdo, detrás de Reino Unido, Suecia e Irlanda, con un PIB per cápita que crecería un 6,55%. Por tanto, sería beneficioso para la economía española, en términos generales, alcanzar un Acuerdo Comercial y de Inversiones con EEUU. El Gobierno de España debería encargar a un organismo especializado e independiente un estudio de impacto del TTIP en la economía española, tal y como el Grupo Parlamentario Socialista ha demandado en el Congreso.

Desde el punto de vista de las barreras arancelarias, aunque los aranceles entre la UE y los EEUU son ya muy bajos (una media del 4%), la eliminación que se obtendría en numerosos sectores daría lugar a un impulso considerable al comercio, al crecimiento y al empleo. En España sería especialmente beneficioso para aquellos sectores que soportan unos elevados aranceles, como el calzado (35%) o la cerámica (17%), lo que significa que miles de pequeñas y medianas empresas podrían ampliar sus mercados de exportación.

Pero más restrictivas para el Comercio y mucho más difíciles de eliminar que los aranceles, son las barreras no arancelarias, estimándose su coste en torno al 20 %, que dificultan especialmente el acceso a los mercados de las PYMES. El objetivo es conseguir una cooperación regulatoria a nivel sectorial en donde existe una convergencia que lo haga posible, sin rebajar ningún estándar de protección al consumidor. Se trata de suprimir trámites y requisitos duplicados como las dobles certificaciones. En España, los sectores más beneficiados serían el automóvil y su industria auxiliar, la maquinaria, la industria manufacturera, la alimentaria y los servicios de ingeniería y seguros. El sector textil, por ejemplo, se beneficiaría de una convergencia regulatoria respecto al etiquetado de las prendas de vestir. Tener que hacer un etiquetado especial para los productos dirigidos al mercado americano, perjudica seriamente a las pequeñas y medianas empresas que no pueden hacer frente a tales incrementos de costes. Asimismo, es fundamental abrir el mercado americano de las licitaciones públicas a las empresas europeas para que puedan competir en igualdad de condiciones. Las empresas españolas son líderes mundiales en los sectores de construcción y gestión de infraestructuras y se verían claramente beneficiadas de su apertura.

El PSOE defiende el comercio justo y bien regulado. Por ello apoyamos la negociación de un Acuerdo Comercial Ambicioso, Justo y Equilibrado entre la UE y los EEUU. Un Acuerdo para promover los principios y valores que compartimos, para defender y asegurar los estándares de protección que disfrutamos en Europa y que pueda servir de referencia en el comercio mundial. Un Acuerdo que beneficie a los consumidores europeos y abra nuevas oportunidades a nuestras empresas, en particular las PYMEs.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED