sábado, 21 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: TTIP
Redacción

La Comisaria Malmström viajó a España con el único objetivo de aleccionar a los devotos defensores del TTIP

Título de la imagen

Por si alguien no se había enterado gracias a la enorme difusión realizada los medios de comunicación de masas de la visita la Comisaria de Comercio de la Unión Europea Cecilia Malmström el pasado 6 de marzo a España, me he atrevido a recopilar en un sólo artículo la actividad promocional del TTIP entre sus devotos.

Por si alguien no se había enterado gracias a la enorme difusión realizada los medios de comunicación de masas de la visita la Comisaria de Comercio de la Unión Europea Cecilia Malmström el pasado 6 de marzo a España, me he atrevido a recopilar en un sólo artículo la actividad promocional del TTIP entre sus devotos.

He de reconocer que la Comisaria Malmström está haciendo un enorme esfuerzo de aleccionamiento de sus devotos seguidores para conseguir que sean capaz de repetir los mantras generados por la Comisión Europea por si existiera en un futuro cercano un debate abierto en los medios de comunicación de masas españoles sobre el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, TTIP y que al menos tengan una base argumental aparentemente razonable y no se dediquen, como suele ser habitual, a improvisar en el último minuto argumentos que suelen ir de lo ridículo a lo directamente falso.

En este artículo incluyo la comparecencia de la Comisaria Malmström ante la Comisión Mixta (Congreso/Senado) para la Unión Europea en asuntos de economía y competitividad que resultó, como la mayoría de sus intervenciones un paseo militar.

Sinceramente, como ciudadano español, sentí vergüenza ajena al escuchar a nuestros representantes, mostrando un escaso conocimiento del TTIP y reduciendo sus intervenciones a tópicos sin entrar en asuntos de fondo que lo más probable es que hubieran obligado a la Comisaria a dar más y mejores explicaciones sobre la transparencia, la cooperación regulatoria, los OGM, impacto sobre los servicios públicos, repercusión de la desregulación del sistema financiero en el capítulo de Inversiones, etc.

Si bien comprendo que los partidos favorables al TTIP, bastante tiene con aprenderse los argumentos generados por la Comisión, esto no es aplicable a aquéllos partidos que en un caso como el PSOE parecen querer comer y sorber o los que están en contra que fueron incapaces de poner en aprietos a la Comisaria Malmström.

No quiero reducir el artículo a una mera acumulación de contenidos sobre el viaje de la Comisaria de Comercio, que si bien es necesario para poder conocer en este caso en español los argumentos base de la Comisión Europea, no sería suficiente. Por ello voy a añadir de manera rápida algunos contraargumentos que pueden servir de referencia para comprender lo débiles, manipulados y engañosos que son las razones de quienes defienden las bondades y beneficios del TTIP.

¿El TTIP generará crecimiento del PIB Europeo?


La Comisión Europea ha creído desde un principio que aportando datos brutos del crecimiento del PIB sería suficiente para convencer a los ciudadanos que el TTIP es un Acuerdo que conseguiría contener la caída constante de las economías europeas provocada por la crisis económica. Lo que nunca pensó que los datos aportados por los estudios encargados por la Comisión serian desgranados y estudiados por los ciudadanos.

Este estudio de los datos de los estudios encargados por la Comisión nos indica que el impacto del TTIP en la economía Europea supondría un crecimiento del PIB de entre el 0,49% y el 3%. Lo único que se les olvidó comentar fue que ese crecimiento sería a lo largo de 15 años y no anualmente.

De tal manera que el dato más beneficioso de crecimiento del PIB estimado en el 0,49% se quedaría en tan sólo un 0,03% de crecimiento anual del PIB de la Unión Europea.

En el dato menos favorable del 0,3%, este crecimiento quedaría en tan sólo el 0,02% de incremento anual del PIB.

Para que lo veamos en cifras, tomaré el PIB español como ejemplo. En este caso, el impacto de crecimiento del PIB en España sería en el mejor de los escenarios de 300 millones de euros y en el peor de los caso de 200 millones de euros de crecimiento del PIB al año.

Para que aún sea más claro, el impacto del TTIP sobre el crecimiento del PIB en España sería inferior a lo que va a costar rescatar a un pequeño Banco, como es el caso del Banco Madrid, que será de 500 millones de euros, más del doble del impacto del TTIP sobre el crecimiento de España.

Conclusión, el impacto del TTIP sobre el crecimiento del PIB en Europa sería irrelevante e incluso podría llegar a ser negativo si el escenario ideal sobre el que se ha calculado el impacto sufriera el más mínimo cambio.

En la imagen que aparece debajo, podemos ver los datos de crecimiento del PIB y aumento de las exportaciones de los estudios encargados por la Comisión Europea sobre el impacto del TTIP a Ecorys, CEPR y CEPII.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED