jueves, 21 de septiembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: LA CRISIS ENERGÉTICA EN EUROPA
Redacción

La deseable e inevitable transición energética

Título de la imagen

Ernest Maragall y Jordi Angusto. Eurodiputados

El Parlamento Europeo tiene actualmente en proceso de revisión dos importantes iniciativas legislativas relacionadas con el mercado energético: su diseño global y las relaciones con un nuevo tipo de consumidor. Una revolución similar a la industrial o la agraria está en marcha: dejar de depender de un recurso finito, como los combustibles fósiles, para acceder a un flujo infinito mediante la conversión del viento y la radiación solar en electricidad. Una revolución tecnológica y también social, puesto que altera las relaciones de poder existentes: de quien poseía o gestionaba aquel recurso exclusivo a la inclusión de tantos como accedan al flujo infinito.

No debe extrañarnos, pues, que haya resistencias al cambio. Siempre las oponen quienes gozan de buena posición o privilegios en la situación previa al cambio. Y si eso es así en casi todas partes, con los lobbies trabajando sin descanso en Bruselas, la resistencia en España es numantina, con ideas tan peregrinas como un peaje al sol. No en vano hablar del mercado energético en España es, de hecho, un eufemismo: dos empresas ejerciendo su posición dominante por el lado de la oferta y de la demanda, grandes consumidores cobrando por una (im)posible interrupción y generadores que lo hacen por tener unas plantas de producción que no producen... ¿Para qué, si la capacidad instalada dobla el consumo máximo?

Todo y así, las amenazas que esgrimen no dejan de señalar puntos débiles de la transición que habrá que reforzar. Entre otras: la caída de precios, el riesgo de apagones y la variabilidad intrínseca de las fuentes de energía renovable. Respecto a la caída de precios de energía, debido a la entrada de energías con coste marginal (casi) nulo, no sólo puede acabar afectando a las propias energías renovables que lo provocan sino que, sobretodo, cuestiona el mecanismo de fijación de precios según costes marginales en un escenario donde eso no será la excepción sino la regla. Un escenario parecido al de las telecomunicaciones o la televisión, con elevados costes fijos y sin costes marginales derivados de un nuevo cliente. Incluso para fomentar las renovables será necesario, pues, cambiar dicho mecanismo.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED