jueves, 14 de diciembre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La Crisis de la Prensa en Papel
Redacción

El periodismo "hacker". ¿Una nueva utopía para la prensa?

Título de la imagen

Sylvain Parasie 

Los vínculos entre la prensa y los mundos informáticos se han incontestablemente desarrollado en los últimos años. Lo testimonia el aumento de los espacios concebidos por programadores, al margen de las organizaciones de prensa tradicionales, que se posicionan en el mundo de la información. La iniciativa más conocida por los franceses en sin duda Wikileaks, que ha revelado informaciones de gran alcance sobre Guantánamo, las guerras estadounidenses y la diplomacia internacional. El espacio Owni.fr en Francia es otro ejemplo, pero donde estas webs son más numerosas es en EE.UU (ProPublica, Politifact). También atestiguan este fenómeno, en los diarios más importantes, los nuevos profesionales que se consideran periodistas y programadores. En el New York Times (En torno a Aron Pilhofer) en el Guardian (Simon Rogers) o en el Chicago Tribune (Brian Boyer), concretamente, estos periodistas/programadores forman parte de las redacciones. Crean nuevos productos periodísticos, que se presentan en forma de bases de datos accesibles en línea, mapas o animaciones interactivas.

Visualización de los presupuestos italianos en la web del Guardian

A escala del conjunto de la producción periodística, la oferta de estos nuevos periodistas es marginal, particularmente en Francia donde está fuera de los grandes diarios. De otro lado, estos nuevos productos solo tienen por el momento una audiencia limitada. Sin embargo, en el momento en que el desarrollo de la información en la web se asocia frecuentemente a la imitación entre periodistas, al retroceso del periodismo de investigación y al imperio de las "métricas web", que conducen a una estandarización de la información en línea, no está de más interrogarse sobre estas nuevas prácticas desde el punto de vista del rol democrático que implican para el periodista. Las investigaciones que hemos llevado a cabo en EE.UU. y Francia muestran que lo nuevos vínculos que se establecen hoy entre los mundos informáticos y la prensa dan lugar a una experimentación colectiva de lo que podría ser el papel del periodismo en nuestras democracias.

¿Por qué los codificadores se interesan por la prensa?

Son programadores autodidactas, emprendedores web, gestores de proyectos web, programadores comprometidos en las comunidades de código libre o militantes de open data ¿Por qué se interesan por el periodismo cuando la situación económica de la prensa es más inquietante? La primera razón se relaciona con los valores. A pesar de la diversidad de su recorrido y sus competencias, mayoritariamente están vinculados a la cultura "hacker". Es decir, se presentan como apasionados de la informática, para los que la programación es la expresión de una identidad. Esta cultura, cuyos contornos fueron definidos con el desarrollo de la informática personal, a principios de los años 80, valora sobre todo la libertad de información y el conocimiento, y la accesibilidad universal a la tecnología. Sin limitarse nunca al restringido espacio del mundo profesional, esta cultura toma en parte la forma de un movimiento social que aspira a transformar las instituciones y las relaciones sociales. En esta perspectiva, la prensa interesa a estas personas porque es una de las instancias fundamentales de producción y circulación de la información. Muchos asocian su vinculación al mundo de la prensa a la propia democracia. Si deciden dejar carreras generalmente mejor remuneradas es porque tienen el sentimiento de estar participando en algo más grande.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED