martes, 24 de octubre de 2017
logo economy journal
< ver número completo: La Crisis de la Prensa en Papel
Redacción

La prensa del futuro y el futuro de la prensa

Título de la imagen

Jesús Canga Larequi. Catedrático de Periodismo en el Departamento de Periodismo II (UPV/EHU)

Aunque me duele reconocerlo como periodista, debo admitir que no soy muy optimista con respecto al futuro de la denominada prensa escrita. No porque el soporte papel pueda estar en peligro de desaparecer, que no deja de ser un riesgo factible, sino porque no veo que las empresas del sector tengan muy claro el modelo de negocio que permita la viabilidad de las mismas en un futuro a medio o largo plazo. Así, se ha podido constatar que, tras las experiencias vividas en los últimos años, algunas empresas, por no decir la mayoría, han reaccionado lenta y equivocadamente ante los nuevos retos.

Tal y como yo lo veo, siempre existirá la información periodística, pero habrá que buscar una forma rentable para su difusión. En este sentido, no hay que olvidar que la base de todo negocio periodístico es la información, no el soporte (papel o digital) ni la forma de distribución (física o inmaterial).

Posiblemente, desde finales de los años 60 y primeros 70, cuando se produjo la primera fase de la reconversión tecnológica, el cambio en los sistemas de composición e impresión, no haya habido una crisis que afecte tanto a la industria periodística como la vivida en los últimos siete años. Si bien aquella reconversión, junto con las fases posteriores de informatización de las redacciones y cambio en las estructuras visuales (diseño), ayudó a salvar el sector, en la actualidad los avances tecnológicos, sobre todo la irrupción de internet como soporte fundamental para la difusión de la información, aun aportando un potencial innegable a los diarios para su desarrollo, han planteado nuevos problemas para los que aún no se han encontrado soluciones.

La caída brutal de la publicidad en los últimos años, rondando el 50%, y el desafecto mostrado por las nuevas generaciones hacia los periódicos tradicionales, ha hecho que la rentabilidad de los diarios haya caído a números por debajo de lo sostenible y, por lo tanto, su propia supervivencia esté muy cuestionada. Aunque, en los últimos tiempos, todo el mundo parece ver claro que esa supervivencia de las empresas periodísticas pasa por hacer rentable el soporte digital, es decir las denominadas ediciones digitales de sus cabeceras en papel, el hecho se está mostrando más complejo de lo que en un principio parecía.

Estar en los nuevos medios, sin saber bien porqué

Desde el principio de la aparición de los llamados "nuevos medios", los editores de prensa supieron que "debían estar" presentes en los mismos, aunque no sabían muy bien el cómo o el por qué. Solo una cosa tenían clara: "si no estamos otros ocuparán nuestro lugar y nos desplazarán". Algo similar sucedió en la prensa española a principios de los años 80 con la salida los lunes de los periódicos diarios. Hasta ese momento, las Hojas del Lunes monopolizaban en exclusiva ese día de la semana, sin embargo, en cuanto salió el primer diario un lunes todos los demás no tuvieron más remedio que seguir su estela o arriesgarse a perder lectores en su propio detrimento. En definitiva, lo que algunos autores ha dado en denominar "efecto de canibalización", es decir, la posibilidad de que la competencia trasladase sus contenidos a estos nuevos medios (internet) y los lectores de nuestro periódico se fuesen con ellos si nosotros no actuábamos en el mismo sentido.

Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED