martes, 20 de febrero de 2018
logo economy journal
< ver número completo: El Brexit
Redacción

Implicaciones logísticas y aduaneras del Brexit

Título de la imagen

Iván Roa. Coordinador del máster universitario en logística y comercio internacional de la UAO CEU e ILI logística internacional.

El pasado 23 de junio de 2016, el Reino Unido votó su salida de la Unión Europea en el llamado comúnmente "Brexit", obteniendo los partidarios de la salida del país, una victoria por un margen muy ajustado (51.9% a 48.1%).
Esta victoria de los partidarios de la salida de la Unión Europea no tiene un efecto inmediato, sino que según el artículo 50 del Tratado de la Unión, existe un periodo de dos años a partir de la comunicación oficial de la decisión, para negociar las condiciones de salida. Esta comunicación aún no se ha hecho efectiva, por lo que el plazo legal no ha empezado a contar y, en consecuencia, no se han iniciado las negociaciones. En palabras de Jean-Claude Juncker, Presidente del Consejo Europeo, "Sin notificación, no hay negociación".

Dado que el referéndum no es vinculante, el Parlamento británico podría frenar el proceso, algo poco probable. En cualquier caso, también es posible que se alargue el plazo de dos años establecido en el artículo 50, siempre que haya unanimidad entre los miembros de la UE, si durante ese tiempo no se alcanza un entente con el Reino Unido.

De prolongarse esta situación, el país pasaría a depender de las reglas de la Organización Mundial del Comercio en sus tratos con terceros países.

Llegados a este punto, cabe preguntarse cuáles serán las implicaciones logísticas y aduaneras asociadas a esta segregación del Reino Unido que, ya durante su pertenencia a la Unión Europea, era uno de los países con menor dependencia de los organismos comunitarios (no pertenecía a la Zona Euro, puesto que mantenía su propia moneda y tampoco era dependiente de las decisiones de Bruselas, en determinados aspectos).

Desde el punto de vista estrictamente logístico, las implicaciones son pocas. El transporte, que es la rama de la logística encargada de trasladar las mercancías del punto A al punto B, ya está acostumbrado a traspasar fronteras virtuales (como en el caso del espacio Shengen) o reales (como en el caso de países como Andorra, que pese a estar físicamente rodeado de países pertenecientes a la U.E., no pertenece a la Unión y, en consecuencia, tiene determinadas limitaciones a la libre circulación de personas y mercancías). El Reino Unido tiene tres grandes vías de acceso desde y hacia Europa: el Eurotúnel, que conecta al Reino Unido con Francia, el transporte marítimo y el transporte aéreo.



Anterior
Siguiente

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED

THE ECONOMY JOURNAL

Ronda Universitat 12, 7ª Planta -08007 Barcelona
Tlf (34) 93 301 05 12
Inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona al tomo 39.480,
folio 12, hoja B347324, Inscripcion 1

THE ECONOMY JOURNAL ALL RIGHTS RESERVED